Apostillas de Independiente Rivadavia vs Juventud Unida de Gualeguaychú

La Lepra y El León no se sacaron diferencias. El resultado fue un empate en 1 y acá te contamos algunos de los momentos que dejó el partido en el Bautista Gargantini.

Apostillas de Independiente Rivadavia vs Juventud Unida de Gualeguaychú
El autor del gol azul, Mauro Cerutti. | Foto: MendozaPost

Se enojó Ramiro Díaz
Casi diez minutos se demoró el inicio del encuentro, culpa de un grupo de simpatizantes que arrojó rollos de papel sobre el campo de juego. En consecuencia el colegiado se molestó y advirtió a los jugadores sobre la imposibilidad de comenzar el partido en esas condiciones.


147 días sin verle la cara a la victoria.
La Lepra no ha logrado ganar en lo que va del 2017 y la última vez que lo consiguió se ve cada vez más lejana. Fue el 18 de diciembre del 2016, ante Villa Dálmine, y desde entonces el hincha del Azul no ha podido volver a festejar un triunfo.

Primer gol de Mauro Cerutti

El centro delantero de 23 años nacido en la cantera del club nunca había convertido un gol para La Lepra. Este fue el primero, por eso lo gritó con tanta euforia y pasión.

De 33, 9

11 son los partidos que se han disputado en la B Nacional en lo que va del 2017. Independiente Rivadavia sólo ha rescatado 9 puntos del total, lo que significa un promedio muy bajo y un desperdicio de tantos que no se lo puede permitir. Se juega la categoría y necesita imperiosamente sumar de a tres. 

13 finales

Restan 13 partidos para finalizar el torneo y si La Lepra se quiere quedar, debe aspirar a ganar al menos 9. Número que suena casi imposible teniendo en cuenta que hoy en día el equipo que dirige Alfredo Berti no ha mostrado carácter ni buen nivel de fútbol.

Dolido y angustiado

Cristian Aracena, el guardián del arco azul, se mostró muy acongojado en sus declaraciones después del partido. "Tengo el alma partida, el hincha sigue cantando y nosotros no podemos ganar", afirmó con tristeza.

Silencio atroz

Luego del empate con sabor amargo que dejó el encuentro, en los vestuarios leprosos no voló ni una mosca. El ambiente se vio tenso, tanto así que algunos futbolistas prefirieron no hablar al salir, como Sergio Rodríguez y Gastón Gonzalez. Pidieron disculpas pero prefirieron no declarar nada.






 


Share on Facebook