Sin margen de error

Independiente Rivadavia recibe a Gimnasia de Jujuy esta tarde desde las 17. La Lepra necesita ganar a cualquier precio, sino corre peligro cada vez más su estadía en la Primera B Nacional.

Sin margen de error
Berti realizará dos cambios en la Lepra | Foto: Diario Los Andes

Por la fecha 35 se jugará en el Bautista Gargantini una de las 11 finales que le queda al equipo del parque. Sigue sin conseguir una victoria en lo que va del año y eso le pesa y mucho al conjunto Leproso. El promedio no aumenta y todo se hace cuesta arriba. La remontada y el agónico empate sobre el final en Lomas dejó en claro que cuando se quiere, con carácter, se puede; pero el punto realmente no sirvió para nada. Mucho menos cuando ya se acumulan 10 paridades en lo que va del torneo y sumar de a tres ha vuelto casi una misión imposible.

Alfredo Berti realizará dos modificaciones al equipo que disputó el encuentro frente a Los Andes el pasado fin de semana. Franco Dolci llegó a la quinta amarilla, por lo que en su lugar ingresará Gastón González. El otro cambio será en la defensa, Rodrigo Arciero sustituirá a Alexis Vizcarra, de muy bajo rendimiento en los últimos partidos.

En consecuencia, el once Azul formará con: Cristian Aracena; Rodrigo Arciero, Yeimar Gómez Andrade, Sergio Rodríguez, Mauro Maidana; Mauro Cerutti, Gastón González, Fausto Montero, Diego Cardozo; Sergio Sosa y Cristian Tarragona.

El probable titular de los jujeños sería: Max­imiliano Cavallotti; Leonardo Ferreyra, Sergio Ojeda, Sebastián Sánchez, Ig­nacio Sanabria; Nico­lás Olmedo, Alejandro Frezzotti, Diego Auzqui; Ramiro Maldonado, Cristian García y Luis Vila.

Buenas noticias

All Boys y Douglas Haig de Pergamino, rivales directos del Azul en la zona roja, perdieron sus partidos por lo que la Lepra puede sacar ventaja de esta situación, descontarles puntos y engrosar su promedio si le gana a Gimnasia. Todo depende del mismo Independiente y de la actitud con la que dispute el encuentro de este domingo. Todavía hay posibilidades de salvar la categoría y mientras los números den, no debe entregarse ni bajar los brazos.


Share on Facebook