Apostillas de Independiente Rivadavia vs Atlético Paraná

El empate de anoche postergó el tan ansiado festejo por la permanencia, conseguida el día de hoy gracias a la derrota de Crucero del Norte frente a Los Andes.

Apostillas de Independiente Rivadavia vs Atlético Paraná
En el último partido como local, el Azul empató frente al Decano entrerriano | Foto: Diario Uno

Ovación y homenaje

Antes del inicio del encuentro, Ariel Agüero, quien jugará en Desamparados el próximo semestre, se despidió del club. Como no podía ser de otra manera, los aplausos y el reconocimiento bajaron de los cuatro costados del Bautista Gargantini.

Además, hubo un minuto de silencio por Viviana Espina, madre de Lucas Carrasco. Fue encontrada sin vida la semana pasada en Guaymallén. Desde la muerte de su hijo, ocurrida el 16 de marzo de 2014 y causada por un proyectil arrojado por la policía, dedicó más de tres años a pedir esa justicia que nunca obtuvo.

La casa está en orden

En casi todas las campañas en la B Nacional, uno de los puntos fuertes de la Lepra ha sido jugar en casa y esta temporada no fue la excepción. En 22 partidos como local, sólo perdió un partido (0-4 vs Brown de Adrogué).

Atajadas y lentitud

Emilio Cruzat, guardameta visitante, fue el responsable de que su equipo no se fuera derrotado. Aunque, en cada saque de arco, jugó con la paciencia de los hinchas locales, que no soportaban ver cuánto se tardaba en pegarle a la pelota. Lo hizo en un centenar de oportunidades, pero el árbitro Pablo Echeverría no le llamó la atención.   

Bloqueo defensivo, otra vez

Como ocurrió frente a Crucero del Norte, el Azul se mostró incómodo ante la propuesta de juego de Atlético Paraná. Dos delanteros para molestar la salida del rival y dos líneas de cuatro jugadores en defensa y mediocampo fueron escollos difíciles de superar para el local, sobre todo en el primer tiempo.

Dos errores, dos goles

Un mal despeje de Yeimar Gómez Andrade y un pase filtrado por encima de Sergio Rodríguez permitió el inesperado tanto de Sebastián Caballero. En la segunda mitad, el empate de Independiente llegó por un error del fondo visitante y Cristian Tarragona, quien desperdició dos chances increíbles, tuvo su revancha.  

El problema de la pirotecnia

Los hinchas, muy cerca del final del partido, le dieron colorido a la noche del Gargantini con bengalas y fuegos artificiales. Es indiscutible el espectáculo que brinda la pirotecnia, pero está prohibida desde hace tiempo y la sanción por su utilización puede ser económica y hasta impediría que el club juegue en su casa. 

Independiente Rivadavia