La pizarra del DT: Bajo rendimiento y derrota a domicilio

Independiente fue derrotado, y superado, por Rosario Central en el Libertadores de América, por 2 a 0, en donde podría haber alcanzado la cima del torneo, pero ahora quedó a 5 del "Canalla" y tendrá mucho que mejorar si quiere pelear el campeonato. A continuación, te mostramos lo mejor y lo peor del partido de los dirigidos por Mauricio Pellegrino.

La pizarra del DT: Bajo rendimiento y derrota a domicilio
Foto: Olé

Era el partido de la fecha, dos equipos que son los candidatos a quedarse con la zona 1 y buscar la final que define al campeón del Torneo de Transición 2016. De arranque se veía como un partido intenso, de ida y vuelta y en donde ambos iban a buscar el arco rival.

El Canalla venía con puntaje ideal, de vencer en el clásico a Newell's con mucha autoridad; el Rojo, de ganarle a Belgrano 1 a 0 como local (jugando mal) y de empatar 1 a 1 ante Godoy Cruz (también jugando mal),y quería encontrar el funcionamiento ante un gran rival, pero se vio un equipo muy tibio, que fue superado en todas las líneas por Central.

El partido:

Independiente se hizo cargo de la pelota los primeros minutos, aunque sin claridad, mientras que la visita esperaba agazapado para la contra. A partir de los 10' Central empezó a dominar el partido, a través de la posesión y de Larrondo que pivoteaba todas, y cuando no lo hacía, ganaba una falta. A los 23' Aguirre avisó para el Canalla con un remate desde afuera que Rodríguez envió al córner, pero luego se vio lo mejor del Rojo en el encuentro, desde los 35' hasta el entretiempo, donde Benítez estrelló un disparo en el palo, y donde Rigoni encaró al arquero y la sacaron en la línea.

El segundo tiempo fue absolutamente todo de los de Coudet. A los 4' Toledo hizo un increíble penal a Álvarez, que Larrondo cambió por gol. Luego, dominó el partido como quiso, tocaban para todos lados y el local fue un fantasma en la cancha. Y si no podía ser peor, a los 19' un córner a favor se transformó en un tremenda contra de Central, que terminó en gol de Aguirre. A raíz de esto, y de que el Rojo no agarra la pelota, el resto del encuentro estuvo de más.

Lo positivo:

Muy poco para rescatar del partido, lo mejor estuvo en los pies de Benítez sobre el final del primer tiempo, en su disparo al palo y en algunos desequilibrios por izquierda. El resto del equipo no lo ayudó, Denis estaba muy solo arriba, y el doble cinco, perdió siempre.

Tal vez el mejor jugador de Independiente fue el arquiero, Diego Rodríguez con un par de intervenciones, aunque en los goles no tuvo nada que hacer.

Lo negativo:

Acá si hay bastante, y mucho que corregir. Nunca fue claro con la pelota, Pellerano y Cuesta  en la salida abusaron del pelotazo, Tagliafico fue impreciso los 90' y nunca le pasó a Benítez para intentar ser dos contra uno, Toledo fue de lo peor, no pasó bien al ataque y sufrió con Aguirre

Sin duda, la pareja de mediocampistas, Ortiz y Méndez fueron determinantes para el rendimiento paupérrimo del equipo, ambos muy imprecisos, perdieron las divididas y nunca abastecieron a los de arriba. Germán Denis sufrió el partido porque nunca le llegó una pelota.

El domingo se le viene Racing al Rojo, tiene mucho que mejorar si quiere pelear el campeonato, que por ahora no demostró que está para pelear. Mauricio Pellegrino tiene mucho trabajo en pocos días de cara al Clásico de Avellaneda, que puede ser un factor anímico fundamental.