La pizarra del DT: se durmió sobre el final y se lo empataron

Independiente había jugado un mal primer tiempo, mejoró un poco en el segundo, se puso en ventaja cuando el partido parecía morir en el 0-0, se metió muy atrás y lo pagó caro con una distracción atrás, que terminó con un golazo de chilena de Lisandro López. A continuación te mostramos los puntos altos y bajos del Rojo ante Racing, en el Clásico de Avellaneda.

La pizarra del DT: se durmió sobre el final y se lo empataron
Foto: Clarín

El partido fue muy discreto, chato, peleado, muy cerrado, que parecía que terminaba 0-0, que ninguno de los dos sería capaz de romper el cero, sin embargo un error en la mitad de cancha de Racing, que Rigoni capturó, dejó a Grimi en el camino y luego habilitó a Leandro Fernández que ajustició a Saja de primera. Con el 1-0 conseguido a los 86', el partido parecía estar sentenciado, pero no. De Paul estaba encerrado contra la línea y Tagliafico, Aquino, en vez de quedarse con Romero, que estaba solo y cerca, fue donde la pelota, lo que simplificó el tema, ya que le cayó al paraguayo que con todo el tiempo tiró un buen centro que Licha López con una tremenda chilena venció al Ruso Rodríguez que no se movió, se quedó con la mano levantada al ver el movimiento del delantero.

El primer tiempo fue muy pobre, sin ocasiones claras para ninguno, con muchas imprecisiones, centros mal ejecutados en Independiente por Méndez, que nunca se sintió cómodo en la posición que hoy jugó y tuvo malas decisiones con la pelota en los pies. Ortíz pisó más el área que partidos anteriores, pero no fue claro. A Benítez nuevamente se lo veía más compremetido con la marca que con el juego. A la defensa se la vio bastante sólida contrarrestando los pelotazos a Milito, Torito Rodríguez se lo comió a Romero. El segundo tiempo se lo vio un poco mejor al Rojo, pero siempre muy impreciso y sin acertar en los ataques.

Lo mejor:

Lo más destacado se vio en el segundo tiempo, con el ingreso de Diego Vera por Germán Denis, que fue de lo mejor de la primera mitad, pero salió reemplazado muy rápido, a los 5' del ST. Leandro Fernández de espalda, con algunas pelotas filtradas y devoluciones, además del buen gol, fue sin duda el mejor de Independiente junto a los dos centrales y Tagliafico, que estuvieron muy firmes en la marca, y bien en las salidas. También Rigoni, en los pocos minutos que estuvo en cancha se mandó una buena corrida y posterior asistencia a Fernández.

Lo peor:

Otra vez el equipo tuvo una pobre actuación en conjunto, muchos errores con la pelota, falencias en aprovechar el bajo rendimiento de Racing (en el primer tiempo). El Ruso Rodríguez tuvo una buena: la atajada al disparo de lejos de Aued, y una mala: se queda con la mano arriba pidiendo una falta en el gol de López y no atina a intentar atajarla, mal por el arquero. Jesús Méndez nuevamente tuvo un rendimiento muy malo, y eso se refleja en el equipo, ya que es el encargado de generar fútbol. Tiró cuatros centros mal, todos a las manos del arquero. Claudio Aquino entró para construir juego y tomó todas decisiones malas, incluso en la marca cuando dejó solo a Romero para el gol de Racing. Benítez también tuvo una floja actuación, se lo sigue viendo incómodo con la posición que está ocupando. Mucho para mejorar si el equipo quiere pelear porque es muy corto el torneo.