Las variantes no funcionaron

Independiente volvió a dejar mucho que desear en su funcionamiento colectivo y, esta vez, no pudo conquistar el triunfo. Mauricio Pellegrino realizó variantes, pero en ningún momento el equipo pudo generarle peligro al ordenado Sarmiento de Junín.

Las variantes no funcionaron
El 'Rojo' y el 'Verde' no pudieron sacarse diferencias. Foto: Télam.

El entrenador, Mauricio Pellegrino, optó por un 4-4-2 para ir en buscar del cuarto triunfo consecutivo. Emiliano Rigoni y Cristian Rodríguez ocuparon las bandas, mientras que, ante la ausencia de Diego Vera por lesión, Leandro Fernández compartió el ataque con Germán Denis.  

Durante la primera etapa, Rigoni y el Cebolla Rodríguez intercambiaron posiciones, pero aquello no alcanzó para abrir a la defensa rival. El cordobés fue uno de los más incisivos y generó peligro con algunos desbordes en la banda derecha.

En el segundo tiempo, Cebolla dejó decididamente la banda para jugar por el centro y fue Fernández quien se situó por el costado derecho del ataque, volviendo el equipo al habitual esquema de 4-2-3-1. El primer suplente en saltar a la cancha fue Martín Benítez, en lugar de Fernández. El misionero podía darle más amplitud, gambeta y desborde, pero volvió a estar lejos del nivel mostrado el semestre pasado. Se lo vio impreciso y tampoco tuvo suerte cuando se corrió a la banda izquierda.

Más tarde, fue el turno de Claudio Aquino. El ex Godoy Cruz había perdido el puesto por bajo nivel, y no ha cumplido desde que arribó al club. Sin embargo, Pellegrino le dio una nueva oportunidad en el centro del campo, para reemplazar a un errático Jorge Ortíz. Aquino, otra vez no pudo redondear una buena actuación. Perdió más pelotas de las que entregó bien y se lo notó incómodo con responsabilidades en el retroceso. En el banco quedó Jesús Méndez, el reemplazante natural de Ortíz.

Por último, faltando pocos minutos, Rodrigo Gómez ingresó para reemplazar a Emiliano Rigoni, uno de los jugadores más insistentes en el ataque. Esta vez, la pegada del cordobés no generó peligro, y Pellegrino intentó con la frescura de Droopy Gómez en los últimos minutos, pero fueron demasiado pocos. El ex Argentinos y Quilmes apenas tuvo la oportunidad de ejecutar unos tiros de esquina, que tampoco inquietaron al arco custodiado por Emanuel Trípodi.

El conjunto de Avellaneda dejó pasar la chance de descontarle puntos a Rosario Central, y quedó a cinco puntos del líder, Godoy Cruz. Pero aún más preocupante es el flojo nivel colectivo y de determinadas individualidades que fueron importantes en el semestre anterior.