Sigue peleando desde atrás

Independiente igualó ante Racing, por 0-0, en su visita al Cilindro y volvió a quedar relegado en la lucha por el liderato de la zona 1, ya que quedó a cuatro puntos. Por otra parte, el Rojo estiró a siete partidos su invicto (cuatro victorias); y la Academia sumó su cuarto partido sin ganar. Además, Cebolla Rodríguez volvió a salir lesionado y preocupa de cara al sprint final.

Sigue peleando desde atrás
Víctor Cuesta intentando tapar un centro de Ricardo Noir. / Foto: Diario 26.
Racing
0 0
Independiente
Racing: Sebastián Saja; Gastón Díaz, Yonathan Cabral, Nicolás Sánchez, Germán Voboril; Ricardo Noir (Lisandro López, min. 82), Federico Vismara, Luciano Aued, Rodrigo De Paul (Facundo Pereyra, min. 60); Roger Martínez, Diego Milito (Óscar Romero, min. 69).
Independiente: Martín Campaña; Gustavo Toledo, Hernán Pellerano, Víctor Cuesta, Nicolás Tagliafico; Jesús Méndez (Germán Denis, min. 79), Jorge Ortíz; Claudio Aquino, Cristian Rodríguez (Diego Vera, min. 45), Emiliano Rigoni (Martín Benítez, min. 71); Leandro Fernández.
ÁRBITRO: Federico Beligoy. Amonestados: Diego Vera (min. 54), Nicolás Tagliafico (min. 65), Hernán Pellerano (min. 82) y Gastón Díaz (min. 92).

Racing e Independiente no se sacaron ventaja, e igualaron 0-0, aunque el partido fue entretenido; tuvo ocasiones para ambos, jugadas polémicas y un minuto de ovación para Diego Milito, que jugó su último clásico (si no cambia de opinión con respecto a su retiro). El Rojo fue superior en el primer tiempo, lo tuvo a maltraer, pero en el complemento, y sobre todo con el ingreso de Óscar Romero, Racing dominó el juego e hizo figura a Martín Campaña. Otro punto alto de la visita fue Víctor Cuesta, que anticipó todo y se mostró sólido. El Clásico de Avellaneda terminó igualado 0-0 tras 16 partidos, en el Clausura 2008.

En un primer tiempo muy desordenado, la visita fue mejor; intentó ser vertical y le salió bien, aunque falló en la definición. Primero Jorge Ortíz, a los 8', tras un pared con Cebolla Rodríguez por izquierda, que terminó con el Marciano quedando mano a mano ante Saja, pero abrió mucho el pie y se fue ancha. Casi de inmediato, a los 16', un pelotazo de Pellerano encontró a Leandro Fernández que le ganó la posición a Cabral, anticipó al arquero de Racing, y luego, apurado, intentó una chilena con el arco libre pero se le fue arriba.

La Academia no tenía ocasiones, pero a los 22', los hinchas se pusieron de pie para ovacionar a su ídolo, que se retirará. En respuesta, Independiente siguió atacando y, a los 23', una gran escapada de Emiliano Rigoni por izquierda, termina con un centro para Fernández que cabeceó y dio en la mano de Nicolás Sánchez, que saltó a tapar el cabezazo del delantero (la primera polémica de la noche). Recién a los 26' Racing pisó el área rival, con una escapada por derecha del colombiano Roger Martínez, que buscaba el centro y rebotaba en la mano de Nicolás Tagliafico, que estaba de espalda (segunda polémica, no tan polémica).

Seis minutos después, Gustavo Toledo escapó por derecha, tiró un centro que cayó en el área chica y Voboril, con un gesto extraño, envió la pelota al córner. Hace un gesto como que la saca con la parte de arriba del brazo, pero el árbitro adicional estaba a dos metros y no notificó nada, aunque es otra polémica. El primer tiempo se cerró con un centro-arco de Jesús Méndez desde la derecha, que nadie pudo peinar y pasó al lado del palo derecho de Saja; además de que en el último minuto, Cebolla Rodríguez pidió el cambio por un tirón en el muslo.

El segundo tiempo arrancó con la sustitución del “10” del Rojo por Diego Vera, que volvía luego de tres partidos de inactividad por lesión. Sin embargo, cambiando el panorama del inicio, Racing arrancó con todo; al minuto Luciano Aued sacó un fierrazo desde lejos que Campaña despejó largo hacia el costado. Dos minutos después, tras una recuperación de Voboril en mitad de cancha, Milito remató desde afuera del área y pasó cerca del palo.

A los 15' del complemento reaccionaría la visita, con una gran pared entre Aquino y Fernández, que devolvió de taco, pero que el volante no definió y prefirió asistir a Vera (un paso en offside), que marcaba pese a que el lineman levantó el banderín. A los 21', un pelotazo largo a Fernández, que llegó a peinar Voboril, pese a haber calculado mal, y que permitió que salga rápido Saja para trabar esa pelota con el delantero del Rojo y quedarse con una clara chance.

A los 24' habría un quiebre en el partido; ingresó el paraguayo Óscar Romero por Milito y en la primera que tocó, habilitó a Roger, que tiró un centro preciso para Pereyra, pero Toledo fue al piso y cerró de gran manera, aunque la gente de Racing pidió penal, pero el adicional muy cerca dijo que no. Cinco minutos más tarde, otra vez el paraguayo, esta vez de tiro libre, hacía trabajar a Campaña que la sacaba al córner. Al minuto, Cabral quedaba en posición ofensiva y después de un rebote remataba al arco desde fuera del área y pasaba muy cerca; a los 39', Romero exigía a Campaña nuevamente desde lejos, y el arquero uruguayo despejaba hacia el costado.

Sobre el final del encuentro, a los 43', habría otra polémica más, la más clara de las que pidieron los locales; Romero (otra vez) habilitó a Lisandro López, que había entrado hace unos minutos, y que en un toque dejó desaireado a Toledo, y sin que caiga la pelota, una volea con la zurda pega en la mano del lateral del Rojo, se desvía la pelota y Campaña ataja una pelota increíble; sin embargo, el árbitro, Federico Beligoy, que tuvo una floja actuación, decidió no cobrar nada. El uruguayo volvía a salvar a Independiente en un remate de Roger Martínez sobre la hora; Campaña volvió a ser figura, y por cuarta vez consecutiva mantuvo su valla invicta.

Resumen del partido: