Felices 81 Pipo

Un 25 de abril, pero de 1935, nacía Roberto Ferreiro, jugador y técnico, surgido de Independiente, que se cansó de ganar títulos: tres locales (1960,1963 y 1967) y dos Libertadores (1964 y 1965); mientras que cómo técnico ganó tres Libertadores (1973/74/75), dos Interamericanas y una Intercontinental. Además, es un nuevo aniversario del último partido de De la Mata, Erico y Sastre juntos.

Felices 81 Pipo
Roberto Ferreiro, en un partido, como jugador. / Foto: Archivo Web.

El 25 de abril de 1935 nació en Avellaneda, Roberto Pipo Ferreiro, un notable defensor de Independiente, que debutó el 12 de noviembre de 1958, en un partido ante San Lorenzo, de visitante, con una victoria 1-0 para la visita. Con el correr de los partidos se fue afianzando hasta consagrarse en la primera división del Rojo. Como jugador ganó los campeonatos locales de 1960 y 1963, el Nacional de 1967, y la Copa Libertadores de 1964 y 1965; disputó 221 partidos oficiales en el club de su formación. Luego, en 1968 pasó a River, donde estaría hasta 1970, jugando 75 partidos oficiales. Entre 1962 y 1966 participó en 20 partidos de la Selección Argentina, incluyendo el Mundial de Inglaterra 1966, en el que fue titular los cuatros partidos.

Como técnico de Independiente, Ferreiro ganó tres Libertadores (1973, 1974 y 1975), también la Copa Interamericana de 1973 y 1974; además ganó la primera Copa Intercontinental del club, en 1973 cuando venció a Juventus 1-0, en Italia. El ex defensor del Rojo se hizo cargo del equipo en 1972, luego de que el equipo ganara la Copa Libertadores, y se fue luego de la derrota ante Atlético de Madrid, por la Copa Intercontinental de 1975. Es uno de los seis que lograron ganar la Libertadores como jugador y técnico, junto a Humberto Maschio, que la ganó jugando con Racing en 1967, y como DT del Rojo, en 1972; José Pastoriza es otro de la lista, ganando en 1972 y luego en 1984 (DT) en Independiente.

El último partido del tridente

También un 25 de abril, pero de 1943, con la derrota por 2-0 ante River, jugaron su último partido juntos en Independiente, De la Mata, Erico y Sastre, uno de los mejores tridentes de la historia del club. Ganaron dos torneos locales (1938 y 1939). Erico es el máximo goleador de la historia del fútbol argentino en el profesionalismo, con 295 goles en 325 partidos, saliendo goleador en tres ocasiones consecutivas, incluido en el bicampeonato. Con la ayuda de este tridente, Independiente logró un récord inigualable: marcó 115 goles en el torneo de 1938, con los tres de arriba encabezando la lista, siendo el equipo con más goles en un torneo en la historia del fútbol argentino (3,59 por partido). Entre Capote, Erico y Sastre marcaron 556 goles entre 1937 y 1943.