Temas del momento:
Connect with facebook

Uno que llegó y otro que se fue

Luego de la salida de Diego Rodríguez, Independiente incorporó a Damian Albil como tercer arquero del equipo.

Uno que llegó y otro que se fue
Fotos: Fernando Chelotti / Diario Olé

Luego de una larga negociación, Diego Rodríguez se despidió del plantel de Independiente y partió rumbo a Santa Fe para sumarse a Rosario Central, equipo con el que estuvo firmando contrato el jueves por la tarde.

El Ruso abandonó el conjunto de Avellaneda luego de varios años (recordemos que surgió de la cantera) y ya se incorporó al equipo de Eduardo Coudet, quien expresó su interés por el arquero en reiteradas ocasiones.

El ahora ex arquero del Rojo se fue al equipo canalla a préstamo por un año, sin cargo, pero con una opción de compra que tiene un valor de 900 mil dólares por el 50% del pase del jugador, pero antes extendió su vínculo con el Rey de Copas.

A través de sus redes sociales oficiales, Rodríguez se encargó de despedirse de los hinchas. "Después de muchos años en el club, toca el momento de la despedida. Me gustaría agradecerles a todos el inmenso cariño que me dieron durante este tiempo y en especial a todos los que me ayudaron a crecer, tanto en lo deportivo como en lo personal. He vivido momentos de alegría, de felicidad y también de tristeza, pero me voy con la frente en la alta sabiendo que siempre intenté hacer lo mejor por el club" posteó el golero.

A raíz de esta baja, la institución de Avellaneda fue en busca de un jugador de este puesto y así fue como Damian Albil, otro arquero surgido de las inferiores rojas, se sumó al equipo de Gabriel Milito, con quien compartió el plantel campeón del 2002.

El exEstudiantes firmó su contrato con el Diablo por un año y se convirtió en el tercer arquero del conjunto, luego de Martín Campaña y Gonzalo Rehak.

"Estoy muy contento de volver al club en el que me inicié" declaró Albil. Y agregó: "Es un orgullo que Gabi haya pensado en mí. Me llamó la semana pasada y me sorprendió, me explicó la situación y acepté con gusto".