A paso firme

Independiente derrotó a Lanús 1-0, en el Libertadores de América, y lo eliminó de los 16avos de final de la Copa Sudamericana con un global de 3-0. Con gol de Martín Benítez, los de Gaby Milito avanzaron a octavos, donde enfrentarán a Chapecoense; primero en Avellaneda y luego en Chapecó.

A paso firme
Martín Benítez festejando el gol de la clasificación. / Foto: FotoBAIRES.
Independiente
1 0
Lanús
Independiente: Martín Campaña; Gustavo Toledo, Nicolás Figal, Víctor Cuesta, Nicolás Tagliafico; Jorge Ortíz, Diego Rodríguez; Martín Benítez (Juan Sánchez Miño, min.65), Ezequiel Barco (Hernán Pellerano, min.73), Emiliano Rigoni; Diego Vera (Germán Denis, min. 83).
Lanús: Fernando Monetti; José Luis Gómez, Marcelo Herrera, Diego Braghieri (Nicolás Pasquini, min.84), Maximiliano Velázquez; Román Martínez, Iván Marcone, Nicolás Aguirre (Marcelino Moreno, min.63); Lautaro Acosta, José Sand (Brian Montenegro, min.69), Miguel Almirón.
MARCADOR: 1-0, min. 40, Martín Benítez.
ÁRBITRO: Enrique Cáceres (PAR). Amonestados: José Luis Gómez (min. 23), Nicolás Tagliafico (min. 31), Gustavo Toledo (min. 36), Iván Marcone (min. 37). Expulsado: Gustavo Toledo (min. 72).

Independiente venció 1-0 a Lanús y cerró de forma solida la serie que venía encaminada luego de la gran victoria como visitante, por 2-0, en la ida. En la vuelta, en Avellaneda, el Rojo fue superior por momentos y jugó un partido muy inteligente; el gol de Martín Benítez a los 40' fue el golpe letal para liquidar la serie. Así, los de Gabriel Milito avanzaron a los octavos de final de la Copa Sudamericana, en donde se medirán con Chapecoense.

La ventaja obtenida en la ida le permitió a Independiente poder especular un poco y jugar con el resultado; comenzó el partido presionando bien arriba, pero cuando Lanús superaba la primera línea de presión, el equipo local se replegaba muy rápido y, sumado a la falta de precisión en los metros finales del Granate, casi no inquietaron a Campaña, que se mostró muy seguro.

Del otro lado, el local era todo lo contrario; se aprovechaba del nervioso Lanús, que no podía encontrar la forma de ser más punzantes a la hora de atacar, y el Rojo cada vez que atacaba inquietaba, aunque sin generar ocasiones claras de gol. Pero prácticamente en la primera ocasión clara, en un gran contragolpe, Barco la abrió de forma inteligente para Rigoni que envió un centro complicado, despejó corto Braghieri y, Martín Benítez, capturó el rebote y definió fuerte contra un palo, lejos de donde estaba Monetti, para poner el 1-0, que sería definitivo, a los 40'.

El primer tiempo finalizó así, con Lanús intentando, pero sin ser claro en los metros finales e Independiente siendo un equipo muy colaborador y aprovechando cada espacio para contratacar al rival. Sin embargo, se preveía que los de Jorge Almirón saldrían a atacar con todo en el segundo tiempo, pero el encuentro continuó igual; la visita nunca pudo superar el planteo táctico de Gaby Milito y solo contó con una sola ocasión de gol en el complemento, que surgió de una recuperación de José Sand contra Gustavo Toledo y habilitó a Miguel Almirón, que remató mordido y Diego Rodríguez pudo sacarla en la línea.

Cuando era el mejor momento de Independiente, cuando logró manejar definitivamente la pelota, Toledo se fue expulsado, a los 72', luego de cortar un contrataque y ganarse la segunda amarilla. Esos minutos que quedaban parecían ser duros, sin embargo, el Rojo se replegó muy bien, le cerró los espacios y logró aguantar el partido. Además, los últimos diez minutos manejó la pelota, haciendo delirar a la hinchada, como si no tuviera un jugador menos.

Finalizó el partido, con un justo vencedor, tanto del partido como de la serie, con gol de Benítez, quien se reecontró con el gol e Independiente sigue firme en la Copa Sudamericana. Además, Campaña cosechó cuarta valla invicta consecutiva en la era Milito (cinco partidos) y la décima en diecisiete juegos con el buzo del Rojo. Gaby encontró la solidez defensiva, con Figal y Cuesta como grandes responsables, y logró que el equipo sea muy solidario tanto para defender como para atacar y una gran efectividad para definir.

Algo extrafutbolístico sucedió al finalizar el encuentro, debido a que hubo un encontronazo entre los jugadores Granates y del Rojopero al parecer quedó todo en la cancha y no pasó a mayores. Ahora, el miércoles recibirá a Chapecoense en la ida de los octavos de final, y la siguiente semana, viajará a Chapecó a buscar el pasaje a cuartos.

El gol de Benítez