Un milagroso empate

Por la séptima fecha de la Superliga, Independiente igualó 1-1 ante Patronato en un partido para el infarto. El Patrón empezó ganando, pero a falta de poco para que el partido llegue a su fin, Maximiliano Meza le dio la paridad final.

Un milagroso empate
Barco deshaciéndose de la marca de los jugadores de Patronato. Foto: Cuatro vientos

En el último encuentro del domingo por la noche, fue uno de las más emocionantes para el que no era hincha de Patronato y de Independiente. Un encuentro electrizante, no apto para cardiacos.

Un primer tiempo donde Independiente salió en búsqueda de los tres puntos ante un rival como Patronato que tuvo un buen comienzo en la Superliga y mostró gran carácter para saber controlar y neutralizar al Rojo que con varias modificaciones pensando en la vuelta de la Copa Sudamericana, no supo manejar el partido y resolver las situaciones que generaron.

Hasta que al minuto 34 de juego, Sebastián Ribas puso en ventaja al Patrón con justa razón por lo que venía haciendo en el primer. Desde ese momento, el equipo que dirige Ariel Holan quedó golpeado tras ese gol.

Ya en el complemento, los dirigidos por Holan volvieron a mostrar el gran juego con el balón a los pies. Fue un Independiente muy distinto, con un gran juego en equipo buscando desesperadamente el empate, tratando de romper esa barrera defensiva que hacía Patronato y que era casi imposible de batir.

El tiempo pasaba y Holan puso toda la carne en el asado, cambiando varias veces las posiciones de muchos jugadores y buscando más fluidez en el ataque. Hasta que al minuto 44 de juego, un centro desde la izquierda de Nicolás Tagliafico y el capitán Sebastián Bertoli que había tenido una excelente tarea, salió muy mal a cortar ese centro y le dejó servida para que Maximiliano Meza solo la empuja y ponga el 1-1 parcial.

Desde ese momento el Libertadores de América se vino abajo teniendo la fe y esperanza intacta de que se podía ganar con el poco tiempo que quedaba. Los minutos pasaron e Independiente se fue aplaudido porque el equipo respondió y casi logra un triunfo, pero lo importante es que volvió a sumar y ahora piensa solamente en la Copa Sudamericana.