La corrida del triunfo

Juan Sánchez Miño fue la figura de Independiente en el triunfo 1-0 ante River.

La corrida del triunfo
FOTO: Olé.

El nivel que desde hace varias semanas muestra el zurdo de 27 años es una gran noticia para Independiente. En esta oportunidad, Sánchez Miño comenzó ante River jugando como interior izquierdo de un 4-3-3, en una muestra de lo polifuncional que puede ser. El otro interior fue Walter Erviti, que por lo general, cuando el equipo tenía la pelota adelantaba su posición para jugar por delante de Miño y Nicolás Domingo.

En esa posición, Ariel Holan le encomendó mayores tareas en la posesión de la pelota. Por momentos, para lograr una buena salida, Sanchez Miño ocupaba una posición más centralizada y ligada a darle responsabilidades en la circulación de la pelota.

Con el correr del partido, las modificaciones y los distintos esquemas que planteó el entrenador, aquello se volvió aún más habitual. Sanchez Miño jugó como doble cinco junto a Nicolás Domingo y tuvo mucha participación en la elaboración de las jugadas. Su capacidad para asociarse ya demostró ser buena en la banda izquierda, y en el centro, más cerca del resto de sus compañeros, pudo continuar logrando aquello. Además, es sabido que su pie izquierdo también es preciso a la hora de enviar balones largos, lo que le permitió cambiar de frente o buscar a los extremos en largo.

Pero sobre todo, el ex Boca fue actor fundamental en la jugada que decidió el gol del triunfo. Tras un saque rápido y muy preciso de Martín Campaña, Sanchez Miño corrió 84,3 metros, hasta llegar al final de la cancha y enviar el centro atrás que Domingo convirtió en gol. Además de mostrar buena capacidad física y técnica, se vio el concepto aplicado, ya que en plena corrida con la pelota, el jugador levantó cuatro veces la pelota para mirar la posición de sus compañeros llegando al área. 

Finalizado el encuentro, Ariel Holan tuvo palabras de elogio para Juan Sanchez Miño, que pelea por un lugar en el once habitual y lo hace con buenos rendimientos. Ahora será tarea de el entrenador decidir si el zurdo tendrá lugar entre los titulares de cara a la recta final del semestre, pero por lo pronto, Miño ya demostró que está en buen nivel y puede ocupar distintos puestos.