Cara a cara: Miguel Almirón - Franco Colela

El próximo domingo a las 15.30 Lanús y Banfield vuelven a verse las caras en un  partido imperdible.

Cara a cara: Miguel Almirón - Franco Colela
Foto: Maximiliano Le Rose

Por la décima fecha del Torneo de Primera División se jugará el clásico más importante de Zona Sur. Lanús visitará a Banfield en el Florencio Sola, con ánimos de traerse los tres puntos y mantener la punta de la Zona 2. El Taladro por su parte, con el Emperador, Julio César Falcioni, con poco rodaje en su nueva etapa, busca salir de la zona de abajo.

De cara al encuentro del fin de semana, analizamos uno por uno los jugadores de ambos equipos. En este caso, dos jóvenes promesas: por el lado del Grana, Miguel Almirón; y por el Taladro,  Franco Colela.

Franco Colela

Surgido de las inferiores del club, debutó en el primer equipo de Banfield con Claudio Vivas como entrenador. Forma parte del famoso “proyecto a largo plazo” que su presidente, Eduardo Spinosa, intenta imponer en su actual mandato. Se ganó la oportunidad de jugar por sus buenos rendimientos en la Reserva, y aunque todavía no se afianza en el equipo, y es cuestionado por mucho de los simpatizantes del Taladro, el nuevo entrenador le respetó la titularidad. Próximo a cumplir 20 años, el novicio volante central es una promesa a futuro.

Miguel Almirón

El joven paraguayo de 22 años llegó proveniente de Cerro Porteño a principios de 2015. No tuvo muchas oportunidades en sus comienzos en el club, y con Guillermo Barros Schelotto como entrenador era suplente. Cuando llegó Jorge Almirón, el titular era Nicolás Aguirre, pero con sus grandes apariciones el paraguayo fue sumando minutos y hoy ya se afianzó como titular. Incluso es uno de los pilares del equipo, y quien más se adapta al estilo de juego que propone el entrenador. Gran compañero de Román Martínez en la mitad de cancha. Juntos ordenan el equipo y distribuyen todas las pelotas. Todas las jugadas pasan por alguno de ellos dos. Miguel es un jugador de una excelente técnica, y sobre todo muy inteligente para leer el juego. Posee una gran capacidad para marcar los cambios de ritmo, hace las pausas necesarias y, a su vez, es muy rápido cuando se lo exige. Uno de los puntos más alto en la actualidad del club, pide selección a gritos y aspira al fútbol europeo.