Ídolos granates: Ramón Cabrero

En la primera edición de nuestra nueva sección "Ídolos Granates", homenajeamos a Ramón Cabrero, el entrenador del plantel campeón del Apertura 2007.

Ídolos
granates: Ramón Cabrero
Foto: Infobae

“Salimos campeón, de la mano de Ramón” cantan los hinchas en cada partido que disputan como locales. Hasta el momento Ramón Cabrero es el único entrenador que llevó al Grana a consagrarse campeón de Primera División.  Fue en el Torneo Apertura 2007, cuando alcanzó el título tras ganarle a Boca en La Bombonera.

De todos modos, hay una historia entre Cabrero y Lanús, antes de ser el director técnico del tan anhelado título. Ramón es español, nació en la ciudad de Santander el 11 de noviembre de 1947. A los 4 años de edad, su familia viajó a la Argentina, donde se crio y se formó futbolísticamente. Debutó en el Club Atlético Lanús en 1965, con tan solo 17 años. Se desempeñó como mediocampista por derecha en el famoso equipo de “Los Albañiles”, con Manolo Silva y el Baby Acosta. Jugó en el Grana hasta 1969. También pasó por Newell’s, Atlético de Madrid e Independiente de Rivadavia, entre otros.

Como entrenador, dirigió por primera vez en Deportivo Italiano, desde 1985 a 1987, aquí consiguió un ascenso histórico a Primera División. Luego tendría su primer ciclo en Lanús. Fue de 1987 a 1988, tan solo una temporada. En dicha oportunidad, el conjunto granate se desempeñaba en el Nacional B. Dirigió a jugadores como Gilmar Villagrán y Juan Crespín. Fue una temporada que pasó inadvertida, cosechando 35 puntos, terminando en la posición 19 de la tabla, de 22 equipos.

Volvió al club en 2004, donde se incorporó a las inferiores del club y tras la salida de Néstor Gorosito en 2005, asumió como entrenador de Lanús por segunda vez. Luego de dos años de mandato, llegaría el histórico campeonato de 2007. Ramón ya era muy apreciado por los hinchas, pero en este año, junto a su colaborador Luis Zubeldia,  se convertiría en un verdadero Ídolo Granate.

Cabrero fue fundamental en la obtención del único título local del Grana, no solo por su sabiduría que reflejaba desde el banco de los suplentes, sino por su relación con los jugadores y con el hincha. El Lanús de 2007, era un equipo muy sólido y efectivo, pero sobre todo era humilde y predominaba el compañerismo y el amor por la camiseta.

Ramón supo comandar a un plantel lleno de esperanzas y lo llevo a una excelente campaña en la cual obtuvieron a José Sand como máximo artillero. El Pepe marcó 15 goles, seguido por Diego Valeri con 6. Concretaron un total de 38 puntos, obtenidos tras 11 victorias, 5 empates y 3 derrotas. El dos de diciembre de 2007 se convertiría en una fecha histórica para Cabrero y para el club. Tras empatar 1 a 1 con Boca en La Bombonera, el conjunto granate se consagró campeón de la Primera División por primera vez en su historia.

Actualmente, Lanús es el primer equipo clasificado a la final del Torneo de Transición 2016. En la previa del partido frente a Aldosivi en la última jornada, Ramón Cabrero fue reconocido con una plaqueta y ovacionado por todo el pueblo granate.

Homenaje en la fiesta del centenario

Plantel completo

La campaña