Resumen Lanús Vavel: José Sand y compañía

Los delanteros fueron pieza clave para lograr el campeonato, contó con el máximo goleador y en la final los tres puntas titulares hicieron su gol.

Resumen Lanús Vavel: José Sand y compañía
Sand, goleador y campeón. Foto: Clarín

Hay quienes dicen que para lograr campeonatos se debe tener una delantera capaz de abrir cualquier partido trabado y Lanús cuenta con esos puntas que ilusionan que en cualquier momento puede llegar el gol.

Hace años que Lanús viene jugando con un tridente ofensivo, dos extremos rápidos y un delantero de área. Pero, antes de la llegada de Jorge Almirón al Granate, le faltaba el último toque, por eso el entrenador le dio el visto bueno a la incorporación de José Sand, quien además de ser ídolo, cumplía con todos los requisitos necesarios para terminar con la falta de gol.

Lanús logró el campeonato porque durante todo el torneo mantuvo una idea de juego ofensiva, tratando de mantener la pelota y llegar con varios jugadores al área rival. Pero eso no hubiera sido posible sin Sand, ya que en 17 partidos logro convertir 15 goles, sí la misma cantidad que hizo en el título 2007, aunque en aquel entonces en 19 encuentros. El Pepe, a los 35 años terminó como goleador del campeonato e incluso se dio el lujo de convertir un tanto en el partido final ante San Lorenzo en el Monumental, igual que hizo aquel 2 de diciembre en la Bombonera cuando el Grana ganaba su primer torneo local.

Otro jugador importante del Lanús campeón es Lautaro Acosta, quien debido a su excelente nivel se ganó una chance en la Selección Argentina. El Laucha es unos de los mejores jugadores del plantel y del torneo, con su velocidad y conexión con Miguel Almirón llevaron al Granate en lo más alto. En la historia va a quedar aquella corrida en el Monumental, con lo último que le quedaba de fuerzas, para convertir el cuarto gol de la consagración.

Según el esquema de juego de Lanús, todavía estaría faltando analizar a un jugador de aquel tridente campeón. Pero ese puesto fue alternando titularidad entre Pablo Mouche y Junior Benítez. En los primeros partidos, fue el jugador de las inferiores granate en estar entre los once, luego el ex Boca se quedó con el puesto a pesar de no estar en una buena forma física. Ambos iban a convertir goles importante para la conquista granate, Mouche abrió el marcador frente a Banfield de visitante, tras un zurdazo, y Benítez fue quien inicio el camino a la gloria en la final ante San Lorenzo, con un cabezazo.

Lanús logró su segundo torneo local, su cuarta estrella en la historia, pero nada de esto hubiera sido posible sin Sand, Acosta, Mouche o Benítez, esté cuarteto que tuvo la suerte de formar parte del mejor equipo de los últimos tiempos.