Lo dejó con la Boca abierta

Lanus ganó 1-0 con gol de Lautaro Acosta y se limpia el gusto amargo tras la derrota con Independiente. Boca sigue dejando dudas.

Lo dejó con la Boca abierta
Lautaro Acosta celebrando el único gol del partido. Foto: Infobae

Lanús comenzó con el pie derecho. El equipo digirido por Jorge Almirón sigue haciendo pesar su localía y le volvió a ganar a Boca en la Fortaleza. Los xeneizes, por su parte, siguen sin encontrar una identidad de juego que los caracterice. El visitante dominó la pelota durante la mayor parte del partido, pero no generó gran peligro en el arco defendido por Fernando Monetti

La primer situación de gol la generó el local. Un remate de Miguel Almirón, a los dos minutos del pitido inicial, de media distancia que se fue acariciando el travesaño. De ahí en más, Boca fue superior. A los 12 del primer tiempo, tras un error de Monetti, Darío Benedetto quedó libre frente al arco, pero la pateó afuera. Tan solo un minuto más tarde, el mismo delantero tuvo su segunda oportunidad, quedando mano a mano y, luego de una gran definición, Diego Braghieri sacó la redonda sobre la línea evitando el grito xeneize. Sobre el final de la primera parte, Santiago Vergini cometió una falta sobre Lautaro Acosta y Diego Abal concedió, el penal para el Granate. El encargado fue Brian Montengro, refuerzo de esta temporada, pero el remate no fue bueno y la redonda se fue alta. 

En el complemento Boca tuvo el dominio casi total de pelota, pero su juego no convencía. Lanús dependía de la velocidad de Miguel Almirón, que fue una de las figuras del encuentro. Los del Almirón no tuvieron un gran partido defensivo, todavía no se adaptan a la salida de Gustavo Gómez, y sufrieron a lo largo de los 90 minutos. La poca eficacia de su rival lo dejaban respirar tranquilo, y sobre todo la excelente actuación de Maximiliano Velazquez, quien anuló a Cristian Pavón. A los 28 minutos del segundo tiempo, Marcelino Moreno se escapó por derecha penetrando la defensa y habilitando a José Sand. El Pepe remató desde el área chica y la pelota estrelló en el palo, pero apareció Lautaro Acosta para empujarla bajo los tres palos sin arquero para sentenciar la victoria.

Boca intentó empatar pero no fue preciso. El Grana se defendió, apostó a jugar al contrataque y tuvo chances de convertir el segundo. Finalmente, el marcador no se movió y Lanús consiguió su primer triunfo del torneo. Ahora, ya piensa en el partido de vuelta frente a Independiente por la Copa Sudamericana.