Ídolos Granates: Armando 'Urraca' González

El ex defensor y capitán grana es uno de los máximos símbolos en la historia del club. No solo por su reconocido amor por Lanús, sino también por haber dejado el alma en cada partido y ser uno de los jugadores que ganarían el primer titulo internacional para la institución.

Ídolos Granates: Armando 'Urraca' González
El primer capitán en alzar un titulo internacional para el 'Granate'. Foto: Lanús Retro

Nacido el 18 de agosto de 1968, en la misma ciudad que su amado club, Armando Oscar González, quien surgió de  la cantera engranada, debutó en primera división en el torneo de la temporada 1988/89 donde su equipo perdería la categoría tras caer en el partido definitivo contra Chaco For ever. Como el defensor no había podido estar presente por lesión decidió alentar a sus compañeros desde la tribuna, lo cual empezaba a hacer palpable su romance con la institución. Su entrega, los rendimientos y la muestra de afecto hacía el club en cada partido hicieron de la “Urraca” González uno de los jugadores más queridos por la hinchada en ese entonces. Lanús logró ascender al año siguiente pero volvería a caer de categoría en 1991.

Una temporada más tarde  retornarían a la máxima categoría, y allí González se apoderaría definitivamente de la chapa de ídolo indiscutido al ser una de las grandes figuras del ascenso granate y por ganar la disputa de su posición con el recientemente incorporado Carlos Enrique, campeón mundial en México ’86.  Sus grandes rendimientos le permitieron ser capitán hasta su último día en el club. En el año 1996, se daba el lujo de alzar el primer trofeo internacional para el club. Lanús se consagraba campeón de la Copa Conmebol, un titulo que inmortalizaba a cada miembro del plantel y sobre todo al capitán.

Finalmente se despediría del Granate en 1997 debido a las diferencias que tuvo con Héctor Cuper, el técnico en ese momento. Luego de algunas ofertas como las de Banfield, la cual rechazaría, recaló en las filas de Deportivo Español para jugar durante un año hasta su retiro. Después de dejar la actividad profesional su vida siguió ligada a Lanús, tanto desde la tribuna como trabajando en las inferiores.

En septiembre de 2012, ocurría uno de los hechos más difíciles de su vida: sufría un accidente cerebrovascular (ACV) que le provocó estar en coma. El ídolo pudo recomponerse y comenzó  a trabajar para estar lo más estable posible. "No tengo palabras para agradecerle a los hinchas de Lanús, a mi familia y a todos los que oraron por mí",  declaraba el ex capitán en una entrevista a Granate Deportivo.

En la reinauguración del museo de Lanús la "Urraca" estuvo presente y recibió un reconocimiento, junto a otros ídolos granates. Además, dedicó unas palabras de agradecimiento para aquellos que lo acompañaron en el momento difícil que le tocó vivir.