Laucha de oro

En breve le harán una estatua de bronce, pero el delantero de Lanús demuestra que es de oro para su equipo. Fue determinante en el triunfo granate y una pesadilla para los defensores de Temperley.

Laucha de oro
Foto: Web

Mucho tuvo que ver Lautaro Acosta en el triunfo de Lanús 3-1 sobre Temperley. El delantero de 28 años estuvo imparable en ataque y cada vez que el grana entraba con pelota dominada a campo rival, él se mostraba como una opción más que interesante para romper con el esquema defensivo del equipo contrario.

El Laucha fue decisivo en el resultado del partido. Convirtió el 2-1 de Lanús tras un contraataque comandado por el paraguayo Miguel Almirón, quien dejó mano a mano a Acosta con el arquero Matías Ibañez y el delantero granate, lejos de achicarse ante la salida del uno gasolero, se la tiró por encima brillantemente para poner en ventaja a la visita y darle más tranquilidad a los suyos.

En el 3-1 también tuvo participación directa. Siempre exigiendo en territorio contrario, buscó dominar un centro que provenía de un tiro libre del uruguayo Alejandro Silva dentro del área, y cuando estaba bajando, la pelota pegó en la mano de Matías Sánchez por lo que el árbitro Germán Delfino cobró penal. Luego, José Sand se encargó de transformarlo en gol con un remate certero y esquinado sobre su derecha.

El segundo tiempo estuvo de más y los que lo sufrieron fueron los defensores de Temperley. Acosta no paró de desequilibrar con su velocidad y habilidad, e incluso pudo haber marcado el cuarto gol del equipo, pero un jugador gasolero la sacó en la línea.

De esta manera, el Laucha llegó a los 4 tantos en el torneo y es, junto a Pepe Sand, el máximo goleador de Lanús en este certamen. En la próxima fecha frente a Gimnasia buscará seguir engrosando su marca goleadora.

El gol a Temperley de Laucha