Osella: "Ellos se tiraban al piso con la cabeza y nosotros mirábamos el partido"

Newell's perdió frente a Temperley y se pone en juego la continuidad del entrenador, Diego Osella.

Osella: "Ellos se tiraban al piso con la cabeza y nosotros mirábamos el partido"
Foto: web.

El equipo de Osella perdió por 2-0 frente a Temperley y el mismo entrenador pone en duda su continuidad en el club rojinegro. Mientras que el gasolero se asegura su permanencia en Primera división.

Fue uno de los peores partidos que jugó el equipo del Parque teniendo a Osella como entrenador, quién se fue ofuscado luego de la derrota y no tuvo “pelos en la lengua” para declarar frente a la prensa. Fue muy duro con el plantel leproso y, finalizado el encuentro, dijo “Ellos se tiraban al piso con la cabeza y nosotros mirábamos el partido”, a lo que agregó “No se puede jugar así porque el torneo ya se termina, hacer esta clase de partidos… La sensación que me queda es que después del clásico, si bien no se ganó, ya estaba”.

“El equipo está sin motivación porque no está jugando por nada. Quiero que llegue el próximo partido para terminar este torneo” dijo frustrante el entrenador rojinego, y agregó:  “Estoy demasiado caliente, no quiero herir a alguien o decir algo de lo que me arrepienta, pero el fútbol es otra cosa, muchachos;  arranca desde la predisposición, desde la intensidad y las ganas de defender una camiseta prestigiosa”.

Sin dudas que la mala campaña de Newell’s está a la vista de todos, aunque por un momento parecía que Diego Osella le había encontrado la vuelta. Pero este partido pone en juego su continuidad en el club: “Todo esto atenta contra nuestra continuidad. Invita a cualquiera de los candidatos que tenían intenciones de que sigamos, a despegarse de nosotros. Perder de esta manera, invita a poner cualquier nombre menos el mío”, reflexionó el DT, teniendo en cuenta que se aproximan las elecciones en Newell’s y algunos candidatos mostraron interés en el entrenador, declarando que existía la posibilidad que pudiera continuar, ya que parecía que iba a sacar al equipo a flote.