No rompieron el cero

Newell's igualó sin goles ante Central, por la ida de cuartos de final de Copa Santa Fe. La Lepra fue mejor pero tuvo que conformarse con el empate. En el entretiempo hubo incidentes con los barra bravas Leprosos.

No rompieron el cero
Los arbitros y ambos equipos posaron unidos por la paz. Foto: Diario La Capital.
Newell's
0 0
Rosario Central
Newell's: Ezequiel Unsain; Lionel Monzón, Maximiliano Pollacchi, Lisandro Martínez, Milton Valenzuela; Brian Rivero, Maximiliano Ribero (Héctor Fertoli, min. 53), Emiliano Franco (Jalíl Elías, min. 85); Carlos Rotondi (Joaquín Torres, min. 72), Milton Treppo, Matías Tissera. DT: Juan Pablo Vojvoda
Rosario Central: Jeremías Ledesma; Nahuel Gómez, Nicolás Giménez, Renzo Alfani, Marcos Martinich; Félix Banega, Matías Mansilla, Joaquín Pereyra (Tomás Zanotti, min. 45), Diego Becker; Maximiliano Lovera (Malcom Pilone, min. 61), Joel Reinoso (Ezequiel Rodríguez, min. 82). DT: Leonardo Fernández
ÁRBITRO: Silvio Trucco (ARG). Amonestados: Nahuel Gómez (min. 4), Maximiliano Ribero (min. 6), Milton Valenzuela, min. 29), Maximiliano Lovera (min. 49), Matías Tissera (min. 57), Matías Mansilla (min. 84). Expulsados: Marcos Martinich (min. 44)

En la tarde del domingo 24 de julio, en el Parque de la Independecia, se disputó una nueva edición del apasionante clásico rosarino. Fue igualdad sin goles, en un partido en el que el local fue dominante del balón y mereció llevarse la ventaja. El estadio no tuvo el marco que suele tener, pero muchos Leprosos estuvieron presentes alentando a su equipo.

Trabada primera etapa

Newell's salió a empujar contra el arco a el rival, con posesión del balón y constantes avances de sus marcadores de punta, Lionel Monzón y Milton Valenzuela. Si bien los de Vojvoda eran protagonistas, Central hacía su negocio mediante el juego áereo, llenando de dudas al local en cada corner y pelota parada.

La superioridad de La Lepra fue creciendo con el correr de los minutos, tal así que a los 30, Milton Treppo quedó mano a mano con Jeremías Ledesma y tras la mala definición del delantero, el arquero dominó en sus manos el balón.

Cuando se cerraba el primer acto, Marcos Martinich cometió un error ingenuo, golpeando alevosamente a Lionel Monzón y dejando a la visita con un hombre menos. Este hecho iba a marcar el trascurso del segundo tiempo.

Incidentes en la tribuna

En el descanso, un perteneciente a la barra brava Leprosa amenazó con un arma de fuego a gente que se encontraba a su alrededor, lo cual desató la desesperación de todos. Minutos después se abrió la puerta que da a la platea, para que las familias puedan pasar.

Con los jugadores de Rosario Central dentro del vestuario por pedido de la seguridad, los plateistas gritaron en contra de los barras bravas, cantando: "Que se vayan todos, que no quede ni uno solo".

Segundo tiempo en marcha

Luego de los incidentes y con un Silvio Trucco al borde de suspender el cotejo, siguió la acción en el Coloso Marcelo Bielsa. Con la expulsión, Central tenía la obligación de rearmar la defensa, tal así que Tomás Zanotti entró por Joaquín Pereyra, quedando 4-4-1, con Maximiliano Lovera de volante por derecha.

A partir de eso, Newell's contó con más espacio y redució a los Canallas a la minima expresión. Sin embargo, a pesar de lo mucho que empujó, no pudo abrir el marcador. Además, los barras siguieron interrumpiendo, esta vez subiendose al alambrado, lo que hizo que la visita se pueda acomodar tácticamente.

Posterior a esto, la única clara fue un remate de media distancia de Lionel Monzón, que pasó a centimetros del palo derecho del arquero. El choque terminó en cero, dejando todo abierto para la definición en Arroyito.

La revancha

El próximo domingo 31 de julio, será el partido de vuelta en el Gigante de Arroyito. El horario será el mismo, pero lo que falta confirmar es la terna arbitral del encuentro.

En caso de que nuevamente empaten, no habrá tiempo extra, sino que se definirá desde tiros del punto penal.