Polémico Banderazo

La comisión directiva de Newell's suspendió el tradicional Banderazo por los incidentes ocurridos el domingo pasado. Sin embargo, hinchas Leprosos se hicieron presentes en el Parque de la Independencia.

Polémico Banderazo
Hinchas en los alrededores del estadio. / Foto: Diario La Capital

Desde hace muchos años, Newell's Old Boys tiene la costumbre de realizar un Banderazo para brindarles su apoyo a los jugadores previo al clásico frente a Rosario Central. Con el correr del tiempo, este evento creció en cuanto a popularidad y fue aumentando la cantidad de gente concurrente. 

Pese a la violencia que provoca año tras año el clásico rosarino, y sobre todo por los hechos ocurridos el pasado domingo en el partido de ida, la comisión directiva Leprosa tomó la decisión de no realizar dicho acontecimiento. Previamente hubo muchas idas y vueltas para ver si se hacía o no, pero el miedo a los incidentes se apoderaron de la situación.

Lejos de conformarse, los hinchas salieron a hacer el Banderazo a su manera. Si bien no podían ingresar al estadio, alrededor de 150 Leprosos se reunieron en El Palomar y luego se trasladaron a Morcillo y Av. Pellegrini. La zona estuvo constantemente custodiada por un intenso operativo policial, que se colocaron armados en los ingresos del Coloso Marcelo Bielsa y a lo largo de Pellegrini, tratando de evitar cualquier tipo de incidentes.

Aunque la gente presente expresó su euforia y necesidad de ganar el tan buscado clásico, no hubo incidentes graves durante la convocatoria, sino pura fiesta y cánticos a su eterno rival.

Como se esperaba, los hinchas Rojinegros se dedicaron a brindarle su apoyo a los 18 jugadores y al cuerpo técnico que pisarán tierra enemiga el próximo domingo, en busca de la clasificación a semifinal de Copa Santa Fe.