Maxi Rodriguez: "Necesitaba una alegría así, es inexplicable"

El domingo se jugó el clásico rosarino en el Gigante de Arroyito y fue el equipo del Parque el que se quedó con los 3 puntos, con gol de su capitán Maxi Rodriguez en el minuto 93.

Maxi Rodriguez: "Necesitaba una alegría así, es inexplicable"
Maxi Rodriguez gritando el gol con todas sus fuerzas. Foto: Web

1 a 0 fue el resultado final del clásico rosarino, con victoria del equipo de Osella, de visitante. Partido cerrado, donde Central no pudo aprovechar, y Newells no pudo generar. Si hablamos de 1 a 0 1 1 a 0 fue el resultado final del clásico rosarino, con victoria del equipo de Osella, de visitante. Partido cerrado, donde Central no pudo aprovechar, y Newells no pudo generar. Si hablamos de merecimientos, sin dudas que el equipo de Coudet lo tendría que haber ganado. Pero en el futbol no gana el que más propone, sino el que mete la pelota en el arco. Y así fue, por parte del equipo del Parque. "Nos pegamos varios golpes con estos partidos y queríamos tener revancha. Nos llevamos los tres puntos, a lo mejor con un juego que no fue el mejor, pero lo que importa acá es el resultado" expresó el goleador del último clásico.

Poco llegó Newells al área rival, casi nada diría. Faltaban nada más y nada menos que 1 minuto para que finalice el encuentro en Arroyito, y luego de una jugada de córner ejecutada por Maxi, fue él mismo el encargado de abrir el marcador a los 93’ del partido. Si algo le faltaba al capitán para “recibirse” de ídolo de Newells era esto, ganar un clásico con un gol de él al último minuto. "Terminé de escribir un libro, era la última página que me faltaba. Fue la frutilla de mi carrera" declaró el once, luego de marcar ese agónico gol que llenó de alegría a todos los corazones leprosos. Fue un gol tan importante en su carrera, que no pudo dejar de compararlo con el penal que nos llevó a la final del Mundo en el 2014 o con aquel gol contra México.

Sin dudas que Newells necesitaba quedarse con los 3 puntos, ya que hacía diez clásicos que no podían ganarle a central (5 empates y 5 victorias Canallas) es por esto que Maxi expresó que “Necesitaba una alegría así, es inexplicable” y agregó “Ahora me gustaría volver a ganar de local, para disfrutarlo con nuestros hinchas”. Pero el rojinegro, aunque sea escolta del torneo no debe relajarse "Anímicamente nos viene bien pero no nos podemos relajar. Ya pensamos en San Lorenzo"

Y sin pelos en la lengua cerró “todo vuelve a la normalidad, Rosario está en orden. En lo personal necesitaba una alegría así, con esta camiseta. Después del 2013, que cumplí un sueño, ahora pude cumplir otro: ganarle a Central de esta manera”.

Pero no todo fue de Maxi, hubo otro héroe y se encontraba del otro lado de la cancha. Hablamos del arquero de Newells, Luciano Pocrnijc, quién con su bajo perfil, humildad y gran actuación en los partidos, logró ganarse el cariño de la gente.

Se lució en una de las jugadas más importantes que tuvo el equipo de Coudet. La doble tapada a Camacho en el primer tiempo "Fue una jugada importante porque se pudo mantener el cero en ese momento. Fue bisagra en el partido. El segundo tiempo lo jugamos mejor y el final fue soñado" y agregó “si alguien te da a elegir cómo ganarlo, seguramente sería así: de visitante, en el minuto 48... Es lo que todos soñamos y por suerte lo pudimos hacer realidad”.

No olvidemos que hace poco era el tercer arquero en Newells (antes estaban Unsain y D’Angelo) y con respecto a su presente expresó "Nunca bajé los brazos, intenté entrenar de la mejor manera y tener fe de que llegaría una posibilidad. Con Diego, me llegó la chance y cambió todo".