C. Díaz: "El fútbol argentino está herido de muerte"

Más allá del análisis del juego, el entrenador aprovechó la conferencia de prensa para solidarizarse con Hernán Lewin y toda la gente de Temperley por la situación que están viviendo.

C. Díaz: "El fútbol argentino está herido de muerte"
Foto: Aurinegro Web

El entrenador de Olimpo habló en conferencia de prensa luego del empate sin goles con Temperley. Además de la parte futbolística, Cristian Díaz realizó una reflexión sobre el presente del fútbol argentino.

En el comienzo, el DT pidió disculpas a los periodistas y se tomó un minuto para referirse a los momentos de violencia que vivió el Gasolero a lo largo de la semana, que derivaron en la renuncia del Presidente, Hernán Lewin. "El fútbol argentino está herido de muerte. En este club el presidente renunció durante la semana, por los benditos barras de los que somos rehenes y que hoy estuvieron en la tribuna, mientras que el presidente seguramente no pudo venir a la cancha. Lo que pasó la semana pasada con los hinchas de Tigre en plena calle, lo que se dice del recital en la cancha de River… Se tienen que dejar de joder", declaró.

Con respecto al poco apoyo que recibió el exdirigente, soltó: "Nadie salió a hacer quilombo para que el señor Lewin siga siendo presidente de Temperley. Pasó inadvertido, es un disparate. Desde mi humilde lugar de entrenador me solidarizo y le mando un abrazo a este tipo que se tuvo que ir de su lugar, un club que estaba destruido al que levantó y llevó a Primera".

"Este club estaba muerto y lo levantó gente sana. Hoy es una institución familiar que ganaron los violentos: en el primer tiempo se estaban matando a trompadas en la tribuna. Todo eso se escuchaba en la cancha, para los jugadores de Temperley no habrá sido un partido fácil. ¿Por qué no paramos todos, dejamos de cobrar y nos perjudicamos; para no beneficiar más a los que no buscan ganarse la vida dignamente?", agregó Díaz en su reflexión.

Pasando a lo que al partido concierne, destacó el punto obtenido ante uno de los rivales directos en el descenso. "Es la tercera vez seguida que salimos a jugar contra rivales directos, y en dos de esos partidos no perdimos. Lo vamos a valorar si ganamos en Bahía, y esperamos que aquellos que pierden dos contra nosotros lo terminen sufriendo", analizó. Y agregó: "Fue un partido chato, friccionado, de mucha pelota aérea y complejo desde la atención. A priori íbamos a perder intensidad defensiva sin Fernández, pero no se notó por el trabajo de Emiliano (Tellechea) y Lucas (Villarruel)".

A raíz de la doble fecha de Eliminatorias, el entrenador tendrá dos semanas para preparar el próximo partido ante Gimnasia, que se jugará en Bahía Blanca. "Hay que entender la dureza de este tipo de partidos para poder jugarlos. Ahora tenemos dos semanas para planificar un partido como los que preferimos. Nuestra casa tiene que ser nuestro búnker, nuestro lugar en el mundo, en el que hagamos las cosas como ante Lanús, Godoy Cruz y Atlético Tucumán, para encontrar esos resultados y afuera sumar lo que se pueda", exclamó Díaz en el final.