Le gusta ser Millonario

Patronato le ganó a River 2 a 1 en un Grella repleto, con goles de Bértoli y Carrasco, mientras que Mora anotó el empate transitorio. A Vigliano no le tembló el pulso para sancionar un penal confuso a favor del Rojinegro.

Le gusta ser Millonario
Patronato festeja el gol de penal de Bértoli. (Foto: El Diario)

El día tan esperado había llegado: luego de dos semanas sin fútbol profesional -debido a la fecha de Eliminatorias para el Mundial 2018-, por fin se disputó la novena fecha del campeonato de Primera División del fútbol argentino, y con ella, Patronato recibía a River por primera vez en el Estadio Grella, el conmemorado sábado 2 de abril, a las 20 horas.

En las horas previas todo era preocupación e incertidumbre, debido a las intensas lluvias que se habian dado en la zona en la noche y madrugada del viernes. Sin embargo, el campo de juego se encontraba listo y en condiciones para recibir al último campeón de la Libertadores de América. 

Se esperaba un estadio repleto, lleno de color. Y así fue. No cabía un alma más en el recinto de Villa Sarmiento. Veinte mil corazones se concentraron latiendo al mismo ritmo.

El Rojinegro salió a la cancha con Bértoli; Masuero, Furios, Ferrari, Garré; Guzmán, Lemos, Garrido; Carrasco, Quiroga y Telechea. Mientras que el Millonario lo hizo con Batalla; Mercado, Maidana, Balanta, Vangioni; Domingo, Ponzio, Fernández; D' Alessandro; Mora y Alario. Cabe recordar que Marcelo Barovero sufrió una lesión en un amistoso contra Peñarol, y por esa razón el juvenil Batalla hizo su presentación oficial.

En los primeros minutos, se podían visualizar las impresiciones dignas de inicio de partido, pero aún así el que parecía tener la iniciativa era el combinado de Rubén Forestello. Sin embargo, duró muy poco ese reinado, tomando el balón el equipo de Núñez y acercandosé al área de Bértoli, primero con centros de Vangioni, y Mercado, y un remate alto de Ponzio. Después, con una llegada hasta el fondo y centro de Mora, que Fernández desperdicia con una volea alta y afuera.

Llegando a los 15 minutos, el más preciso era el mismísimo visitante. Pero el local intentaba no dejarse dominar y probaba con Guzmán que no llegaba a puntear, tras una habilitación de Telechea. A los 24', tras un centro de Garrido, Quiroga no llegó a cabecearla bien y ganó Maidana en el aire, enviándola al córner. Ahí, fue el momento de la polémica: luego de la ejecución del córner, Vigliano cobra un penal confuso. ¿Por qué confuso? No se aclaraba si era por un agarrón inexistente de Mercado a Furios, o si fue por una mano de Álvarez Balanta. Sin embargo, poco importó. A los 28 minutos, el portero Bértoli se encarga de poner la historia 1 a 0 para el Rojinegro, pateando fuerte al medio y dejando a Batalla a su izquierda sin nada que hacer.

Sin embargo, la apertura del marcador le duró poco. Patronato se durmió, y luego de un córner rápido a favor de River, el uruguayo Mora, de media vuelta, se encargó de marcar el empate transitorio para los de Núñez. Así, volvía la tranquilidad para el visitante.

Con el partido igualado las chances eran claras para ambos. Patronato apuraba con Quiroga, que ganaba siempre arriba; River lo hacía con Mora a las manos de Bértoli. Más tarde se lo perdía Carrasco en un mano a mano que achica y ataja Batalla. Después, centro de Telechea y tijera de Garrido afuera. También, Alario con D' Alessandro; y Quiroga nuevamente mano a mano, que roba Balanta de atrás. Así, el conteo de chances perdidas aumentaba.

Ya en el complemento, River cambió la cara y salió a buscar la victoria. Primero se lo perdió Alario tras un tiro libre de D' Alessandro. Más tarde, fue Maidana el que desaprovechó otro cabezazo a las manos de Bértoli. También Fernández de tiro libre, cerquita del palo derecho del guardamente rojinegro; y Vangioni con un remate cerca tras un córner.

Y ahí, en un momento todo riverplatense, aparece el gol. A los 16 minutos, Guzmán mete centro que baja Garrido de cabeza a los pies de Carrasco, que remata con fuerza y, a pesar de tocarla el arquero millonario, el esférico se termina metiendo.

Luego del gol, la situación se volvió más chata. Hubo un disparo de tiro libre de Pisculichi -recientemente ingresado-, afuera. Y Carrasco desperció su doblete en un mano a mano, que volvió a atajar Batalla.

El partido se volvió más peleado en el medio y River atacaba por su sector izquierdo con Vangioni, cuyo producto fue un cabezazo errado de Alonso. Al final, Patronato pudo apasiguar el partido y aprovechar los huecos en la defensa millonaria, pero sin fortuna.

Ahora, Patronato tiene la cabeza en Colón de Santa Fe, quien lo recibirá el viernes 8 a las 21:15 horas. Por otro lado, River tendrá un partido para definir su clasificación a la siguiente fase de la Copa Libertadores este miércoles cuando reciba a las 19.30 a The Strongest; y el sábado 9 recibirá a Sarmiento a partir de las 17:45 horas.