Anuario Patronato VAVEL 2017: El análisis táctico del Patrón

En esta ocasión les traemos el análisis de lo que fue la disposición táctica y el funcionamiento de los dirigidos por Juan Pablo Pumpido.

Anuario Patronato VAVEL 2017: El análisis táctico del Patrón
Juan Pablo Pumpido, fiel a su estilo, mantuvo el mismo esquema en todo el semestre. Foto: Club Patronato Oficial.

En este análisis del funcionamiento de Patronato, nos basaremos en los datos que dejó el semestre donde veremos las modificaciones que tuvieron poca influencia en el juego y con un equipo donde estaría lanzado en el ataque en busca de goles, por lo que el esquema táctico, fue ignorado tras la necesidad de convertir.

En defensa, Patronato plantó dos líneas de contención. La primera y más cercana a Sebastián Bértoli era, de derecha a izquierda, la de Agustín Sandona, Renzo Vera, Luca Sosa y Bruno Urribarri, siendo la última línea de defensa cerca de la línea de 18 metros. Delante de ellos, estaban Martin Rivero, quien cubría la banda izquierda mientras que Damián Lemos, quien desde el centro era el encargado de cubrir los espacios de los centrales, en el caso de que alguno debiera ir a las bandas si los laterales eran superados.

Más adelante, casi en la línea del mediocampo, Abel Peralta y Blas Cáceres auspiciaron de marcadores libres siguiendo la dirección en la cual llegaban los ataques de los equipos rivales. Ambos cumplieron un gran trabajo durante varios partidos, aunque en otros encuentros, por la lógica del cansancio físico, minimizaron la marca por las bandas. Como últimos hombres, metros delante del círculo central estaban Adrián Balboa y Sebastián Ribas, quienes custodiaban la subida de los centrales y se mantenían atentos a los errores del rival para salir a contragolpear.

En el ataque, Patronato mostró la verticalidad que viene manteniendo en los últimos torneos. Dos laterales constantemente abiertos como opción de pase en cada ataque. En el círculo central, un triángulo formado por Vera, Sosa y Lemos, siendo los últimos hombres en caso de algún contragolpe rival. Balboa y Ribas moviéndose constantemente entre los centrales, haciendo espacio para las subidas de Peralta y Cáceres por sus respectivas bandas. Detrás de estos dos, Rivero siempre fue la opción de pase atrás cuando se quedaban sin ideas arriba. De esta manera, Patronato a través de la tenencia de pelota intenta ocupar todo el campo rival, por ende cuando atacaba dejaba solo en campo propio a Bértoli, arriesgando en ataque sin considerar los contragolpes de los ataques rivales.