Anuario Patronato VAVEL 2017: Paupérrimo semestre

Un semestre atípico para la gente de Paraná. Unos seis meses donde se les prometió futbol de calidad y buen gusto y en realidad solo se les otorgó todo lo contrario.

Anuario Patronato VAVEL 2017: Paupérrimo semestre
Paupérrimo semestre

El equipo de Pumpido no solo no puede lograr encadenar una racha seguida de buen juego sino que tampoco puede superar a rivales en muchos casos inferiores desde lo futbolístico.

Juan Pablo Pumpido que venía de fracasar rotundamente en Unión de Santa Fe arribó a Patronato con una idea de juego que lo haría vistoso y lo convertiría en una especie de Barcelona de Sudamérica, por la forma planteada en que los jugadores moverían el balón sin tener que recurrir al pelotazo y por la presión que ejercerían al rival asfixiándolo en su propio campo para no dejarlo salir. Pero todo el show que el hijo del Nery prometió le salió todo al revés, el club no solamente no puede dar dos pases seguidos, a veces directamente no dan ni siquiera uno: recurren a un pelotazo salvador que va desde la zona defensiva hacia donde está ubicado el nueve para que este ultimo la reciba y la aguante para algún compañero cercano.

La elección del equipo que sale fecha a fecha a las canchas tampoco es muy buena, ya que esta consta de jugadores que no están a la altura de la primera división del fútbol argentino y no rinden por más oportunidades que se les dé. O de jugadores que fueron pedidos por el mismo técnico y han sumado pocos minutos o directamente ninguno. Uno de los errores que podría llegar a cometer Pumpido en este mercado de pases es no pedirle al menos dos jugadores para reforzar al equipo, debería informar a la dirigencia sobre la falta de calidad técnica en la plantilla. Otra mala decisión sería la de dejar afuera a Lautaro Comas, jugador nacido de la cantera del club, de buenos partidos durante el ciclo anterior y que se encontraba a préstamo en Chile. Comas podría solucionarle algunos problemas a la hora de atacar ya que es bueno con el balón sobre el césped, también es rápido y encarador.

La disciplina del equipo tampoco fue muy controlada y tuvo varios expulsados durante las últimas fechas del torneo. Para empezar la segunda rueda deberá revisar la lista de jugadores que podrían sufrir suspensiones por acumulación de amarillas, tan solo en el anteúltimo partido hubo ocho jugadores amonestados.

En cuanto a la posición de liga, Patronato se ubica 18vo con tan solo quince puntos y es uno de los equipos que menos goles ha convertido en el torneo con doce tantos a favor y quince en contra. Pumpido deberá mejorar las cosas o podría dejar al club en la zona roja del descenso. De él depende revertir la pálida imagen que está dando en primera división y alejar los fantasmas que lo condenan a ser un eterno dt para inferiores.