Lo Tombaron al final

Quilmes, pese a jugar un gran partido, perdió 3-1 frente a Godoy Cruz de local. Resultado mentiroso el que se vio en el sur de Buenos Aires, donde el Tomba recién pudo sacar ventaja en los últimos 15 minutos y con dos jugadores más.

Lo Tombaron al final
Méndez se solidarizó con los jugadores de Quilmes.

Dignísimo partido el del Cervecero -no está pasando un buen momento ya que atraviesa una fuerte crisis tanto futbolística como dirigencial- que le tocaba recibir a uno de los punteros de la Zona 1, Godoy Cruz de Mendoza.

En la previa se imaginaba otra cosa. Sin demasiadas complicaciones, los dirigidos por Sebastián Mendez se debían imponer fácilmente a sus pares de Quilmes. Pero no fue así. El equipo de Alfredo Grelak salió al campo de juego a comerse la cancha y, desde el primer minuto hasta el último, le jugó de igual a igual a uno de los mejores equipos del campeonato. A pesar del resultado, el local no mereció perder, pero errores propios y arbitrales lo terminaron condenando.

El partido comenzó con Quilmes decidido a ser protagonista, que aprovechaba la velocidad de sus jugadores para salir rápido de contra, pero que no lograba dar el último toque -ese que se necesita para fabricar una chance neta de gol- exceptuando un par de remates de Rodrigo Braña de media distancia. Con el correr de los minutos, ambos equipos insinuaban pero no inquietaban a los arqueros. A los 35´, llegó la primera situación clara y fue para los mendocinos: un violento cabezazo del Morro García que tapó muy bien Dulcich.

El marcador recién se abrió al inicio del segundo tiempo, al minuto nomás, un rebote dejó a Fernando Zuqui mano a mano con el arquero, que definió con mucha categoría al palo derecho del 1 quilmeño. A los 13 llegó el empate tan merecido para Quilmes mediante una gran definición de Federico Andrada por arriba de Rodrigo Rey. Otra vez igualados, el partido se hizo de ida y vuelta con llegadas claras para ambos equipos, hasta que llegó la polémica. A los 30 minutos, Jorge Baliño interpretó una mano intencional de Alan Alegre, que ya tenía amarilla, y le sacó la segunda (capaz que un tanto exagerada), dejando al local con 10. Como si una expulsión fuera poco, tan solo siete minutos después, el árbitro volvió a recurrir a la roja por un penal de Chirola Romero que García cambió por gol. Con dos jugadores menos, el partido se hizo muy cuesta arriba para los dirigidos por Grelak, que igual seguían llegando al arco contrario. Sin embargo, en el cuarto y último minuto de adición, Jvier Correa coronó el 3-1 definitivo.

"Paguen los sueldos".Promediando el segundo tiempo, los hinchas de Quilmes se hicieron notar y cantaron en contra de la dirigencia para que salden las deudas que mantienen con los jugadores, que hace varias semanas que no concentran a modo de protesta. "Dejaron todo. Es lamentable que no cobren hace meses. Merecen respeto", dijo Sebastián Méndez, DT de Godoy Cruz, cuando finalizó el encuentro.