Más problemas afuera que adentro de la cancha

Un breve análisis sobre el 'Cervecero' con los datos del campeonato pasado y los objetivos para el próximo semestre.

Más problemas afuera que adentro de la cancha
Lo mejor para Quilmes es enfocarse en lo deportivo para conseguir buenos resultados │Foto: Google

Un nuevo torneo del fútbol argentino se avecina y la esperanza de Quilmes se renueva como todos los años. El conjunto que dirige nuevamente Alfredo Grelak, luego de ser reivindicado en su cargo por el presidente Marcelo Calello tras ganar las elecciones en el club, no logró cerrar una actuación acorde a lo esperado e intentará cambiar la imagen para sumar puntos y mejorar lo logrado en el semestre anterior.

El ‘Cervecero’ integró la zona 1 en el pasado torneo y finalizó en la anteúltima posición, sólo por encima de Olimpo. El equipo sumó 15 unidades: 3 victorias, 6 empates y 7 derrotas, con 21 goles a favor y 32 en contra.

Si nos referimos al promedio, Quilmes buscará que el próximo campeonato le sirva para sumar una buena cantidad de puntos que le den respaldo a la hora de pensar en la pelea por mantener la categoría. Cabe destacar que para dicho torneo habrá 4 descensos a la B Nacional. El promedio del conjunto del sur es de 1,147 y se encuentra por delante de Olimpo, Colón, Atlético de Rafaela, Sarmiento, Temperley y Talleres

La mejor desempeño del equipo en el torneo anterior se pudo observar entre la tercera y octava fecha. En dicho lapso, Quilmes empató en cuatro oportunidades y cosechó dos victorias. En el último partido de esa mini racha logró golear por 3-0 a San Lorenzo, quien terminó siendo el ganador de la zona.

Otro de los inconvenientes que debe resolver el equipo dirigido por Grelak para la próxima temporada es el reemplazo del goleador Ezequiel Rescaldani, quien tras convertir 7 tantos y ser el máximo artillero del club en el torneo emigró a Colombia para sumarse a Atlético Nacional.

El transcurrir de las fechas dirá si Quilmes dejará de mirar la pelea en la zona de descenso para enfocarse en desplegar su juego y si logrará sobreponerse a los problemas institucionales con la llegada de una nueva dirigencia.