Para pelear los tres frentes

Racing afrontará el Torneo Transición 2016 con la expectativa intacta de poder pelear hasta el final a pesar de la triple competencia que va a enfrentar este semestre.

Para pelear los tres frentes
(GUIA RACING) Para pelear los tres frentes

El equipo dirigido por Facundo Sava será uno de los cinco clubes que tendrá la chance de luchar los tres frentes que se disputarán en estos seis meses para el fútbol argentino. Junto a River, Boca, Rosario Central, San Lorenzo y Huracán serán los únicos que disputen la Copa Argentina, el Torneo Transición y la Copa Libertadores.

Si bien la triple competencia y un equipo corto implica priorizar el torneo que más atractivo le dé, como la Copa Libertadores, en los otros terrenos te puede dejar deteriorado. Con el estilo de torneo que se viene en el fútbol argentino, cada fin de semana va a ser una final. Convengamos que habiendo 15 equipos, con 15 fechas a disputar, y luego una final entre los ganadores de las zonas, Racing tiene grandes chances de poder hacer frente en las tres competiciones y no dejar de lado a ninguna.

La zona de la Acadé es, a priori, la que menos equipos, de los que pelearon el último torneo, tiene. Como rivales más importantes tendrá a Boca y Huracán. Entonces, ¿por qué no se puede imaginar a un Racing peleando en las tres competencias? Racing está capacitado para poder luchar palmo a palmo, si bien el objetivo principal será la Copa Libertadores, el Torneo es la segunda competición más importante para el técnico y el hincha, y con un torneo corto como será, con un grupo bueno, y calidad de nombres para ser los habituales sustitutos de los titulares (Facundo Pereyra, Roger Martínez, entre otros), la Academia puede pelear el campeonato local sin dejar de lado el certamen internacional y viceversa.

Facundo Sava tendrá que ser cauteloso para dar descanso a sus jugadores y poder luchar los tres frentes, el objetivo es volver a repetir lo de 2014, cuando la Acadé se consagró. Un plantel no muy largo, pero con renombre podrá hacerlo posible. La ilusión está intacta.