Figura sin goles

Óscar Romero, de destacada participación durante el encuentro frente a Bolívar, no convirtió pero participó en casi todas las asistencias. Dueño de pases milimétricos, expresó: "Me facilita tener delanteros de tanta jerarquía".

Figura sin goles
Foto: Olé

Más allá de la debilidad del conjunto boliviano, lo transcendental de este 4-1 para la Academia fue sumar algo más que tres puntos en el debut del Grupo 3 de la Copa Libertadores. La confianza adquirida por los jugadores y el propio técnico, Facundo Sava, trajo aires de renovación para el club de Avellaneda. Tras la caída 0-5 ante Newell's y en la previa del clásico con Independiente, el técnico se reunió con los jugadores y luego con Víctor Blanco y Miguel Jiménez, presidente y vice, respectivamente, quienes le manifestaron cierta preocupación a pocas horas del choque con los Rojos, más allá de que respaldan su proyecto.

La figura destacada del encuentro en el Cilíndro fue el paraguayo Óscar Romero, quien con sus pases-gol se convirtió en una fórmula con una efectividad altísima en lo que va de 2016 para el técnico. El delantero, quién fue considerado suplente la mayor cantidad de partidos en la era Cocca, tiene varias formas de generar desequilibrio con sus lanzamientos. Pases pinchados, pases filtrados, asistencias perfectas, así se muestra, suelto por el centro sin estar condicionado por ninguna banda. La funcionalidad de Romero está tener una participación mayor durante los partidos, sostenerse más minutos en la elaboración de las jugadas colectivas.

Mostró su calidad y su talento sobre todo en la jugada del primer gol, cuando le metió un pase perfecto a Licha López. Casi desde el círculo central y apremiado por dos rivales, sacó el zurdazo para que el delantero definiera por encima de Quiñónez. También se destacó en el pase profundo y exacto que le dio a López en la acción previa al tercer gol, cuando Licha la recibió en el área y le dio el pase a De Paul.

Finalizado el encuentro, el delantero de bajo perfil destacó la participación de sus compañeros: “En la posición en que me pone el técnico, uno trata de asistir. Y teniendo delanteros de tanta jerarquía, que se saben mover, facilitan al asistidor", y agregó: "Nos vamos muy contentos por el triunfo. Es lo que buscábamos, empezar de la mejor forma en la Copa. La verdad es que es una alegría para este grupo, que se lo merece".

En esta ocasión Racing derrotó a Bolívar en el mejor partido del ciclo Sava sin necesidad de utilizar a Bou y Milito, a quienes el técnico prefirió dejar en el banco de suplentes para darles descanso pensado en el xeneize. Sava entiende que el domingo, ante Boca, su equipo podrá saber si está para dar batalla en el campeonato doméstico y cuál será su suerte en la Copa.