Adiós, Mariscal

Roberto Perfumo falleció esta tarde luego de haber sufrido un traumatismo de cráneo producto de una caída. En Vavel, lo recordaremos repasando su paso por Racing y River.

Adiós, Mariscal
(Foto: DXTV)

El mundo del fútbol está de luto. A los 73 años, falleció Roberto Perfumo. El ex jugador y actual periodista sufrió un traumatismo cerebral tras caer de la escalera de un restaurant en Puerto Madero esta madrugada.

Luego de ser hospitalizado, Alberto Crescenti, titular del SAME, detalló que se encontraba en estado grave: “Se lo trasladó rápidamente al Hospital Argerich y se confirmó con los estudios un traumatismo muy grave de cráneo con pronóstico reservado y luego fue trasladado por su prepaga a un sanatorio. El traumatismo era de consideración”.

Finalmente, cerca de las 19, se confirmó la triste noticia de que el Mariscal había fallecido. Sin dudas una pérdida dura para el fútbol y el deporte nacional.

Roberto Perfumo nació el 3 de octubre de 1942, en la ciudad de Sarandí. Comenzó su carrera futbolística en River, donde jugó en las inferiores hasta la quinta división. Luego de que en el club le dijeran que no podría seguir, decidió ir a jugar a Racing.

En 1964, hizo su debút en la primera división de la Academia. Allí, el marcador central forjó una gran carrera y fue parte de aquel recordado Equipo de José, que fue campeón del torneo local de 1966 y las copas Libertadores e Intercontinental de 1967, títulos que lo consagraron como ídolo del club. Fue también allí donde lo nombraron El Mariscal.

Luego su paso por el fútbol brasilero, donde cosechó cuatro campeonatos, en 1975 Perfumo regresó al fútbol argentino. Esta vez, para jugar en River. El club que alguna vez le cerró la puerta, se las volvería a abrir. En Núñez, Roberto conquistó los campeonatos Metropolitano de 1975 y 1977 y el campeonato Nacional de 1975. Luego de tres años en la institución, en 1978 decidió retirarse.

Unos años más tarde, el Mariscal decidió volver a Racing, esta vez como entrenador. Sin embargo, su paso por Avellaneda fue corto, y al año siguiente, en 1992, se fue a Paraguay a probar suerte al club Olimpia.