Tridente vencedor

Con actuaciones destacadas de Milito, Aued y Voboril, Racing derrotó 2 a 1 al puntero Lanús y quedó tan sólo a 5 puntos.

Tridente vencedor
Foto: Olé

 Racing Club venció este viernes a Lanús por 2-1 en el Cilindro y acortó la distancia que lo separa de la cima del grupo 2, en el marco de la séptima fecha del torneo de Primera División. Los goles del equipo de Avellaneda los hicieron el paraguayo Oscar Romero y Diego Milito, en tanto el guaraní Miguel Almirón había empatado transitoriamente.

 La Academia salió a presionar desde el primer momento, consiguiendo mantener a Lanús en campo rival y obligando al equipo Granate a mantener a sus hombres relegados de cara al arquero. La labor técnica y táctica lograda por el conjunto dirigido por Facundo Sava, se vió reflejado en el buen manejo de pelota tanto de Luciano Aued y Germán Voboril; y con la exquisitez de juego que caracteriza a Diego Milito.

Sin dudas, lo mejor de Racing se apreciaba cada vez que la pelota pasaba por los pies del joven mediocampista Voboril, quien durante la era de Cocca y en los últimos meses no había podido conseguir minutos dentro del once titular, pero que hoy en día es una pieza esencial en el armado del equipo. Sobre el final de la etapa, a los 44, Germán Voboril cortó en mitad de cancha una salida de Lanús, Milito arrancó por izquierda y habilitó a Romero para que convirtiera el 1-0 con un zurdazo rasante que ingresó a la izquierda de Fernando Monetti.

Por otro lado, Luciano Aued pareciera ser indispensable en el armado de la Academia. Se destacó principalmente al recuperar la pelota en la que concluyó la jugada del gol del paraguayo Romero. De gran porte y sacrificio, se encuentro en todos los sectores del campo de juego, recupera y distribuye.

Y qué decir de la figura, el emblema, el príncipe y el salvador de la noche. Diego Milito, el capitán de Racing, demostró toda su jerarquía y confirmó la levantada en su nivel. Jugó los 90′ dio una asistencia y marcó un gol. A los 35, Lisandro López le robó la pelota a Maximiliano Velázquez en la salida de Lanús, encaró en velocidad y habilitó a Milito, quien definió magistralmente, abajo y a la izquierda, para marcar el gol del triunfo.