El último recuerdo contra un equipo colombiano

En octavos de la Libertadores del 2003, el Primer Grande quedó eliminado por penales frente al América de Cali.

El último recuerdo contra un equipo colombiano
Diego Milito, frente a un jugador de los Diablos Rojos colombianos | FOTO: Infobae.

Mañana por la noche, Racing Club jugará en la Libertadores frente a Deportivo Cali, en Colombia, en la tercera fecha de la Copa. Y, precisamente, frente a los equipos cafeteros, la Academia no tiene un buen recuerdo.

Hace ya tiempo, en el 2003, el conjunto de Avellaneda fue eliminado por América de Cali, por definiciones desde el punto penal, en octavos de final.

Los albicelestes venían de hacer una rueda casi perfecta -logró 14 puntos de los 18 posibles-, en el grupo 6, compartido con Nacional de Uruguay, Universitario de Perú y Oriente Petrolero de Bolivia. 

Por su parte, los Escarlatas (como le dicen al América en su país) habían salido segundos en la zona 3, por delante de El Nacional de Ecuador y de 12 de Octubre de Paraguay, y por detrás de Santos de Brasil.

Justamente, en octavos (24 de abril) se vieron las caras los colombianos y los argentinos. En la partido de ida, el Primer Grande fue a tierras extranjeras, en las que logró un empate en 1-1. Los autores de los tantos fueron Jorge Banguero para los dueños de casa, mientras que Diego Milito marcó para la visita.

Luego de la paridad, todo se resolvía en el Cilíndro. El 13 de mayo, el encuentro de vuelta fue muy trabado, pero Racing tuvo las mejores chances en el segundo tiempo, y el arquero Robinson Zapata se convirtió en el héroe de los Rojos por tapar varios tantos cantandos. Sin que ningún plantel anotará, se fueron a los penales.

Desde los doce pasos, en la Acadé, Gerardo Bedoya, Sixto Peralta, Guillermo Rivarola y Roberto Amarilla convirtieron sin problemas, mas a Luis Rueda le contuvieron el tiro.

En cuanto a los cafeteros, Edier Londoño Jairo Castillo, Jhon Tierradentro, Luis Asprilla, Fabián Vargas y el mismo Zapata sellarón el 6-5 en las definiciones, lo que significó el pase a cuartos de final del América.

En ese cotejo del 2003, Racing estaba conformado por: Gustavo Campagnuolo; Martín Vitali, Roberto Amarilla, Claudio Ubeda (expulsado a los 45' del ST), Gerardo Bedoya; Sebastián Romero; Adrián Bastía, Sixto Peralta, Mariano González; Diego Milito y Luis Rueda. Director técnico: Osvaldo Ardiles.

Habían ingresado: Milovan Mirosevic por Romero;  Facundo Bonvín por González; y Guillermo Rivarola por Vitali.