Los puntos bajos

Si bien la Academia se encuentra peleando los frentes más importantes de la temporada, el equipo mantiene irregularidades muy importantes que imposibilitan consolidarse.

Los puntos bajos
La formación de Racing, correspondiente al encuentro frente a San Martín de San Juan, en la segunda fecha del torneo local | FOTO: www.racing.com.ar

Con el parate por las eliminatorias camino al Mundial en Rusia, el 2018, se fue la primera mitad del torneo argentino dividido en dos zonas. En el segundo grupo, Racing Club se encuentra en la cuarta posición con 14 unidades (Lanús está puntero con 19 puntos).

Asimismo, vale aclarar el club de Avellaneda tiene un nuevo director técnico, Facundo Sava. El Colorado, marcó -o intentó- marcar una diferencia con su antecesor, Diego Cocca, y mantuvo el pensamiento de un esquema ofensivo. Sin embargo, hasta el momento, el equipo mantiene una irregularidad a la que prometió el entrenador.

Uno de los puntos bajos de la Academia en esta mitad del 2016 fue no haber mantenido la línea de rendimientos, inclusive en los partidos en sí. Hubo pasajes en los que los jugadores eran una máquina que se acopló entre todos los que estaban en cancha y lograron vencer a los rivales, tales como Bolívar en la Copa Libertadores (un gran nivel en todo el encuentro) o frente a Atlético Rafaela en el certamen local (en este caso, fueron una sucesión del altibajos).

A pesar de que el Primer Grande contó en este tramo con una gran delantera, las cuestiones defensivas no se mostró consolidado. En la era Sava, el plantel perdió 5-0 con Newell's y sufrieron siete tantos en los últimos tres partidos (tres con Unión y Rafaela, y uno con Lanús), lo que dejó en claro que el bloque de resguardo se encontró muy flojo. De todas formas, no tanto en conjunto, sino en un nivel individual, a la hora de defender, varios players también tuvieron una baja rentabilidad. Por ejemplo, El partido frente a Deportivo Cali en Colombia, por la Libertadores, los muchachos académicos se vieron constantemente desbordados por los cafeteros. O con Boca Juniors, también por la competencia internacional, el conjunto albiceleste le cedió la pelota a los Xeneizes y los dejaron venir hasta la puerta de Sebastián Saja.

Justamente, para hacer un apartado y colocarlo en los puntos más altos de Racing, el Chino cuido tanto como pudo la portería de manera excepcional. Fue una luz en la defensa. A modo de "excusa" la doble competencia y la terrible lesión del referente Luciano Lollo, no permitió a la Acadé tener un once fijo para todo.

Del mismo modo, la imposibilidad en tener el arco en cero, lo convirtió a los del Colorado, hasta ahora, en uno de los clubes más goleados en lo que va de la temporada. Por su parte, en el torneo argentino tiene un saldo de 19 dianas a favor y 17 en contra (en un solo match no le convirtieron), mientras que en el ámbito internacional, sumando el repechaje de la Libertadores, hizo nueve tantos y le encajaron cinco (promedio de uno por partido).

No obstante, otro de los temas cuestionables, más que nada al DT, es sobre la poca efectividad en los planteos tácticos. Desde un punto de vista sumamente subjetivo, obviamente, la línea que intenta seguir el míster no parece encajar con sus dirigidos. Claro está que es muy difícil olvidar el método que implementó Diego Cocca, con el que logró el título de campeón. Relacionarlo a la crítica sería "¿por qué desprenderse de lo que el anterior entrenador logró incrustar en los jugadores y que, después de todo, sirvió demasiado?". Desde ya que es muy apresurado tirar hacia abajo a Sava porque, a pesar de los defectos, logró poner puntero a Racing en la fase de grupos de la Libertadores y mantenerlo en la pelea del Torneo de Primera División. Consiguió lo que se pedía, mantener al club peleando en los puestos de arriba.