Temas del momento: Otra vez
Connect with facebook

Valenceando chicos

El club español sigue de cerca a Lautaro Martínez, Brian Mansilla y Fernando Valenzuela, jóvenes promesas cuya prioridad de negociación con el equipo Che fue incluida en la operación de Rodrigo De Paul.

Valenceando chicos
Foto: TyC Sports

Se trata de Lautaro Martínez, Brian Mansilla y Fernando Valenzuela, surgidos en la cantera del equipo de Avellaneda. No hizo falta que estos tres juveniles de tan solo 18 años hicieran mucho ruido en primera división para que el Valencia, entidad española dueña del pase de Rodrigo De Paul, los incluyera como parte de la negociación que comprendió el préstamo del jugador a la Academia por seis meses, sin cargo ni opción de compra.

En el acuerdo por el regreso del volante ofensivo a Avellaneda, quedó establecido que el club Che tendrá en el futuro la prioridad de adquisición de esos futbolistas ofensivos, esto reflejado en el diario As de España en las últimas horas. Es decir: si Racing recibe alguna oferta por esos jugadores, deberá avisarle al Valencia. Y si este club decide igualar la propuesta económica del o los interesados, se llevará a la o las promesas involucradas.

Las fichas de los tres juveniles les pertenecen a Racing, pero no todos actúan allí. Muy relegado por la superpoblación de delanteros, Mansilla se fue a préstamo a Quilmes por 18 meses, con opción a regresar en junio al club de origen. Zurdo de 17 años, en Racing jugó sólo dos partidos en 2015, uno por torneo local y otro por la Copa Argentina. El domingo metió el gol del triunfo por 2-1 sobre Vélez. Su vínculo con el club de Avellaneda finalizaría en junio de 2018.

Por otro lado, Martínez y Valenzuela, permanecen en la Academia. Con contrato hasta junio de 2019, el primero jugó cuatro encuentros, dos entrando por torneo local y dos en amistosos del verano (le hizo un gol al Rojo en el triunfo 3-1). Valenzuela (renovó hace poco hasta junio de 2018, con cláusula de salida de 3.500.000 dólares limpios para la Academia), actuó solamente en el juego del verano, frente a Independiente. Fue quien le metió una asistencia a Lautaro en el tercer gol.

Mientras tanto, los jugadores permanecerán en sus respectivas instituciones buscando crecer día a día sin pensar en un futuro cercano o lejano.