Con la mira en la siguiente ronda

Bolívar y Racing se disputarán el segundo puesto del Grupo 3 de la Copa Libertadores.

Con la mira en la siguiente ronda
El conjunto de Insúa tiene que aprovechar esta oportunidad. Foto: Web.

Racing visitará a Bolívar este miércoles, a las 19.30, en el estadio Hernando Siles, en lo que será la última fecha del Grupo 3 de la Copa Libertadores. Ambos conjuntos tienen chances de clasificar a la siguiente ronda por lo tanto promete ser un partido emocionante.

Bolívar se prepara con mucha ilusión para enfrentar a Racing, más después de sumar un gran empate en Cali y mantener las chances de pasar de instancia en la competición continental más importante de América. Antes de esto, el equipo de Rubén Insúa estaba prácticamente eliminado debido a la derrota sufrida en La Bombonera frente a Boca por 3-1. 

Ahora los Celestes tienen la posibilidad de definir el grupo en su casa y ante su gente, lo que lógicamente da muchísima presión al conjunto de Avellaneda. La única alternativa que tienen los locales es si consiguen una victoria por más de dos goles, en cambio quedarían eliminados si los dirigidos por Facundo Sava consiguen una victoria, un empate e incluso una derrota por diferencia de un solo gol.

Insúa decidió cuidar a algunos jugadores y dividió el plantel en dos, los que disputarán la Libertadores y los que jugarán en la Liga, con el fin de no descuidar ningún torneo. El fin de semana pasado un combinado de titulares y juveniles obtuvieron un empate ante Sport Boys (1-1) y demostraron un buen nivel de juego que hace que los hinchas celestes se ilusionen y piensen que su equipo aún está para lograr grandes cosas, incluyendo la siguiente fase del torneo continental.

Esta todo listo, no cabe duda de que para Bolívarel partido del miércoles es el más importante de lo que va en el año y es por eso que será un gran partido de ida y vuelta. Mientras que, Racing deberá ser inteligente para saber cuando es el momento justo para golpear al equipo boliviano y no quedar mal parado defensivamente para futuros contragolpes.