El mejor y último del príncipe

Diego Milito transitó de manera particular los 90 minutos del clásico, en el final de su carrera. Además, demostró una vez más su amor por Racing y aseguro: "Es un orgullo representar al club que amo".

El mejor y último del príncipe
Foto: Racingmaníacos

Racing e Independiente igualaron 0 a 0 en el Cilindro de Avellaneda, en un duelo válido por la decimosegunda fecha del Torneo de Primera División 2016. Sin sobresaltos y con muchas idas y vueltas, el partido se cargó más de “merecimientos” que de fútbol en sí.

Pero el marco inolvidable se lo dio él, Diego Milito, el príncipe, el capitán, el “loco” (22). En el final de su carrera, se dio el lujo de jugar su último clásico en el Cilindro, ya que a mitad de año colgaría los botines.

Al minuto 22 (en honor al número de su camiseta) del primer tiempo la gente de Racing homenajeó a Diego Milito con el clásico cantito diferenciándolo de su hermano Gabriel (ídolo de Independiente). El delantero agradeció con aplausos dentro de la cancha.

Por eso, el Príncipe, ovacionado por la gente, señaló: "Siempre es especial jugar el clásico, imagínate el último. Muchas sensaciones. El cariño es recíproco con la gente. Estoy en deuda porque ellos me dan mucho más de lo que yo les he dado. Es un orgullo representar a este club que amo”.

Luego de 16 partidos (8 años) Racing e Independiente empataron sin goles en el clásico de Avellaneda. El último empate entre la Academia y el Rojo había sido durante el Torneo Clausura del 2008 en cancha de Vélez, en esa oportunidad, Facundo Sava era jugador del club.

Respecto a lo que le dejó el clásico y a lo que viene por Copa Libertadores, Milito comentó: "Felicito a este grupo por el esfuerzo. Estamos jugando cada tres días. Fue complicado. Nadie lo quiere perder. Estamos dando todo por esta camiseta. Lo pudimos haber ganado, fuimos un poco más. Pero bueno, ahora  a pensar en el miércoles".

El miércoles será la ida de octavos para la Academia en la Libertadores, recibiendo a Atlético Mineiro.