La figura: Facundo Pereyra

El mediocampista de Racing tuvo un gran partido y fue una pieza importante en el gol de Roger Martínez. Diego Milito también se destacó.

La figura: Facundo Pereyra
(Foto: Racing Club)

Con el compromiso por Copa Libertadores cerca y ninguna chance de pelear la punta en el torneo local, Facundo Sava decidió afrontar el encuentro frente a Huracán con un Racing poblado de suplentes.

Luego de cuatro partidos sin poder conseguir victorias (empató con Tigre, Argentinos Juniors e Independiente y cayó ante Aldosivi), La Academia pudo volver al triunfo gracias al gol convertido por Roger Martínez.

Sin embargo, el premio a la figura del partido es para Facundo Pereyra. El volante académico fue el jugador más destacado del partido por su gran actuación a lo largo del encuentro hasta los 41 minutos del segundo tiempo, cuando fue reemplazado por Gastón Campi.

Apenas comenzaba el encuentro, Diego Milito le cedió un pase a Pereyra quien convirtió lo que pudo ser el primer gol de Racing, de no ser porque fue anulado correctamente por posición adelantada.

El momento más destacado del jugador fue en el gol de Roger Martínez, ya que fue el encargado de darle el pase al colombiano para que convierta el único tanto del partido que le dio la victoria a Racing.

En el segundo tiempo, el ex Gimnasia tuvo varias chances para aumentar la cuenta del conjunto de Avellaneda. Primero, con un derechazo que se fue apenas desviado, y luego con uno que se fue por encima del travesaño.

Pero la más clara fue a los 25 minutos del complemento, cuando Pereyra, tras recibir un pase de Yonathan Cabral en mitad de cancha, pudo eludir a dos jugadores, y desde afuera del área sacó un bombazo que Marcos Díaz salvó de milagro con ayuda del palo. 

Otros de los puntos altos fueron Milito, quien se mostró muy participativo en el partido y casi convierte su gol de no ser por la buena actuación del arquero quemero, Nelson Ibáñez, quien respondió bien ante las exigencias del rival, y Yonathan Cabral, quien jugó un buen partido a pesar de la expulsión sobre el final.