Temas del momento: Otra vez
Connect with facebook

Para enderezar el barco

Desglosando el equipo de Sava, tanto sus aspectos positivos como los negativos.

Para enderezar el barco
Racing necesita ganar para seguir peleando por algo. Foto: Web.

ÚRacing, que enfrentará a Atlético Mineiro mañana en la revancha por octavos de final de la Copa Libertadores este, sigue sin encontrar una identidad futbolística.

La Academia es el equipo más goleador del Torneo de Transición 2016, con un total de 26 goles en 13 fechas disputadas, lo que da un promedio de dos tantos por encuentro. Al mismo tiempo es uno de los conjuntos con la valla más vencida (24). Facundo Sava, técnico del conjunto de Avellaneda, aún no supo encontrar el 11 titular ni un esquema que se adapte a lo que él pretende.

Varias veces utilizó un 4-3-3, con Diego Milito, Lisandro López y Gustavo Bou en el tridente ofensivo, pero siempre Licha terminó retrocediendo hasta convertirse en un volante más y pasar a formar con un 4-4-2. Otro esquema muy utilizado por el entrenador es 4-4-1-1, con el paraguayo Óscar Romero de enganche y un solo punta. Con esta última, se vio un Racing partido de la mitad de la cancha para delante, sin poder generar demasiadas chances de gol y con el único atancante en soledad.

A pesar de la lesión de Francisco Cerro, el mediocampo es la fortaleza de Racing, debido a que volvió a utilizar la dupla del Torneo de Transición 2014: Ezequiel Videla (recuperado de una hernia inguinal) y Luciano Aued. Por las bandas se desempeñan Marcos Acuña y Romero, con  grandes jugadores de recambio como Ricardo Noir y Rodrigo De Paul.

Mientras que el punto más flojo es la defensa, en contracara del equipo campeón de Diego Cocca, que después de la lesión de Luciano Lollo no logró afianzarse a lo largo del torneo. Las variantes entre Yonathan Cabral y Sergio Vittor no rindieron y hasta llevó a Sava a probar con Leandro Grimi en la zaga central.

Estos son los pros y los contras de un equipo que sueña con pasar de ronda en la Copa Libertadores y aspira a terminar lo más alto posible en el torneo local y volver a clasificarse al certamen continental.