Temas del momento: Otra vez
Connect with facebook

Milito y el año con Mou

El delantero arrancó en el Inter en la temporada 2009/10, con el portugués vestido de director técnico. Juntos, llevaron al equipo italiano a la cima de Europa.

Milito y el año con Mou
Una postal de un año inolvidable | FOTO: Goal.

En el 2009, Diego Milito le decía adiós al Genoa, de Italia, para embarcar al Internazionale. El club de Milán desembolsó 25 millones de euros para hacerse con los servicios del delantero. Tras la marcha de Zlatan Ibrahimović al Barcelona, de España, el Príncipe tomaría la posta como titular indiscutido en el ataque. Y, con el portugués José Mourinho como entrenador de la Nerazzurri –contratado en el 2008–, el nueve tendría la posibilidad alcanzar la cúspide en Europa,

Justamente, en la temporada 2009/2010, la única en que coincidieron el futbolista y el entrenador, el Inter se hizo acreedor del famoso triplete, Liga-Copa de Italia-Champions League, un hito que pocos clubes pudieron lograr.

En el inicio de los partidos oficiales, los de azul y negro cayeron en la Supercopa de Italia ante Lazio y una derrota por 0-4 frente al clásico rival, el Milan, hechos que marcaron un mar de dudas tanto para Milito, Mourinho y compañía. Mas, a lo largo de la temporada, Il Beneamata fue un equipo de ensueño, donde el centro delantero registró un gran promedio de gol.

El 5 de mayo, la Nerazurri levantó la Copa de Italia de la mano de Diego. Esta vez, el rival fue la Roma, y el exGenoa fue el autor de la única diana del cotejo, lo que marcó, así, el inico del Trébol de copas. En este campeonato, el nueve anotó en un par de ocasiones.

Once días más tarde, el 16 de mayo de 2010, Il Biscione ganó la Serie A certamen que peleaba palmo a palmo con la Roma. En la última fecha de la liga, el exZaragoza puso el 1-0 frente al Siena, para que los muchachos de Mou fueran campeones del torneo. Por su parte, el punta salió segundo en la tabla de anotadores, con 22 goles, por detrás de Antonio Di Natale, quien marcó 29.

Sin embargo, la etapa del Príncipe y The Special One no terminó, sino que el 22 de mayo, seis días después de conseguir la Liga, consiguieron el título más importante: la Champions League. La final disputada en el Estadio Santiago Bernabéu –donde hace de local el Real Madrid–, fue contra el equipo alemán Bayern Múnich. El match terminó 2 a 0, a favor del equipo italiano. ¿Qué quién marcó? ¿Y, quién va a ser? Diego fue el héroe de la noche. Primero, a los 35 minutos del inicio, el atacante abrió el marcador tras una asistencia del holandés Wesley Sneijder. Luego,  a los 70’, el nacido en Bernal selló el desenlace de la final. Recibió un pase de Samuel Eto’o, regateó al defensor del conjunto bávaro Daniel Van Buyten y puso la pelota cerca del palo izquierdo del portero Hans-Jorg Butt. Después de 45 años, el Inter volvía a conquistar la Copa de Europa, se colocaba en la cima de la élite del balón pie y cerraba un triplete histórico. En la competencia, el delantero hizo seis tantos.

En total, en la ‘Era Mourinho’, Diego Milito tuvo un promedio de gol de 0.58, producto de 30 tantos distribuidos en 51 encuentros oficiales, lo que significó uno de sus mejores niveles del jugador en el viejo continente, sólo superado en su etapa en el Genoa –promedio de 0.76–, en la temporada 2008/09, y en el mismo Inter, en los años 2011/12 –0.63–.