Temas del momento: Otra vez
Connect with facebook

Uno por uno

El equipo dirigido por Facundo Sava jugó un partido regular, no pudo cargar la responsabilidad de llevar las riendas del partido y lo padeció sobre la hora con el gol de Montenegro. Grimi y Videla, lo más destacable.

Uno por uno
Grimi, Acuña y Romero abatidos luego de la derrota. Foto: WEB

Racing fue derrotado por Lanús 1-0. El equipo Granate se quedó con la Copa Bicentenario. La Academia pudo capitalizar la pelota en algunos tramos del segundo tiempo, pero careció de efectividad para ponerse encima en el resultado. Lisandro López y Gustavo Bou estuvieron desconectados del armado del juego, como consecuencia la pelota les llegaba en cuentagotas.

Facundo Sava tendrá un trabajo doble: encontrarle un sentido a la estrategia propuesta en cancha y a su vez, motivar a un plantel que perdió la oportunidad de coronarse con un título. 

Puntajes:

Nelson Ibáñez (5): Las dos veces que lo exigieron, respondió. Muy flojo en el juego con los pies.

Francisco Cerro (5): Jugó en una posición en la cuál no está acostumbrado a jugar. Sin embargo, se desenvolvió correctamente. Sufrió el juego a sus espaldas.

Nicolás Sánchez (4): No tuvó criterio a la hora de darle destino a la pelota. 

Leandro Grimi (6): El mejor jugador de la defensa, férreo en la marca y mucha prestancia. A veces, abusa de su fuerza desmedida.

Emmanuel Insúa (6): Cumplió. En su debut, ayudó en la salida por la banda izquierda. A la hora de marcar le costó parar los avances de Lautaro Acosta.

Ezequiel Videla (6): El termómetro del equipo. Realizó muchos quites en mitad de cancha, claves para encabezar nuevos ataques. Fue amonestado zonzamente por una desmedida protesta.

Luciano Aued (5): Alterno buenas y malas. Padeció los avances de Lanús ya que el equipo no retrocedia correctamente. Junto a Videla mantuvieron el equilibrio en la mitad de cancha.

Marcos Acuña (5): Desaparecido en el primer tiempo. En el complemento encabezó los ataques del equipo. No estuvo fino con los pases, ni con la ejecución de la pelota parada.

Óscar Romero (5): Intermitente. El equipo necesita mucho de su capacidad creativa. Jugó muy estacionado sobre la banda derecha, en una posición que no siente. 

Gustavo Bou (4): Las pocas chances que creo el equipo las desperdició. Le costaba controlar la pelota. No está de racha el goleador de Concordia.

Lisandro López (5): Pocas veces lo abastecieron al ras del piso, debido a un mal funcionamiento del equipo. Retrocedia hasta mitad de cancha para tener contacto con la pelota. Criterioso, pero lejos de su habitat: el área.

Diego González (5): El Pulpito tuvó su ansiado debut. Ingresó por Videla. No trascendió.