Temas del momento: Otra vez
Connect with facebook

Primer Trimestre

Una mirada crítica sobre el primer tercio del torneo de la Academia.

Primer Trimestre
El balance de las primeras 10 fechas. | Fuente: Goal.

Racing no juega a nada, no nos dejemos engañar por el 5° puesto en la tabla. No tengo ánimos de ofender a nadie, pero Racing no juega a nada. Comete siempre los mismos errores. Cae en las mismas trampas. Cada vez que se pone en ventaja, se mete atrás, como un equipo de Caruso Lombardi. El mismo Caruso que el pasado sábado le arrancó la victoria de las manos a Racing. Aunque, en realidad, la victoria se la arrancó Racing, solito. Regala un tiempo, se mete atrás a “cuidar la victoria”, se cansa rápido, signos de que en la semana no se trabajan los errores. Se ve que Zielinski (quien tiene la popular Racinguista dividida) no presta atención a las falencias (graves) que Racing tiene cada vez que se pone en ventaja.

No tiene ideas claras en ataque, tampoco. Y claro, con Romero y Acuña, principales creadores de juego, distanciados por 40 metros, es difícil tener claridad en ataque. Solos no siempre pueden. A veces si, como lo demostró Acuña en la jugada del gol de Lautaro Martínez. A veces también, como cuando Romero se fabricó solito su gol a Rafaela. Pero así es difícil. Los que saben tienen que ir juntos.

Los arbitrajes en contra de Racing ya no son noticia, existieron siempre, pero un equipo que juega bien no necesita de ayudas arbitrales para ganar. Quizpa eso tenía de bueno, al menos para mí, el Racing de Sava: hacía un gol, e iba a hacer otro, sin importarle el desorden defensivo. Al fin y al cabo, es preferible ganar 20 a 19 que empatar 1 a 1 a los 90 y pidiendo la hora. O perder como contra Estudiantes…

Esta semana Zielinski y todo Racing está obligado a entender que los partidos se ganan con garra, no con suerte, y que el domingo nos visita Independiente, y hay que ganarles como sea. O no, como sea no. Jugando hay que ganar. Yendo a buscar el partido. Presionando, no dejar pensar, jugar en campo de ellos. No regalar la pelota. No regalar más los segundos tiempos. Racing tiene que dejar de lado sus miedos y salir a ganar el clásico desde el hotel. Y hasta que vuelve al hotel. Si hace un gol, ir a hacer 2 más. Y 3 también. Sin importar estadísticas, historiales, presentes, pasados. Racing tiene que ganar el domingo