Los refuerzos, aprobados

Ignacio Fernández tuvo su debut oficial en River y fue de los más destacados, al igual que Nicolás Domingo, uno de los puntos más altos. Por otro lado, jugó un rato Iván Alonso y tampoco desentonó.

Los refuerzos, aprobados
Nacho Fernández en acción. Gran estreno con La Banda (Foto: River Plate Oficial).

La gran figura del 5-1 contra Quilmes, fue Gonzalo Martínez. Pero no sólo se destacó el Pity. De hecho, también marcó dos goles Rodrigo Mora (lleva cuatro tantos en 2016), y metió el suyo Lucas Alario (también colaboró en el primer tiempo, ya que a él le cometieron el penal que desembocó en la apertura del marcador).

También hay que mencionar la soberbia actuación de Gabriel Mercado y la salvada prodigiosa de Marcelo Barovero, sobre Celaya, cuando el partido estaba 1-1. Muchas figuras, y eso se tradujo en el marcador final en el Monumental.

Hablando de las incorporaciones de verano, el primero que hay que mencionar es a Ignacio Fernández. Nacho, de excelente pretemporada, sigue en buen momento y demostró en su primer partido por los puntos, sintiéndose cómodo jugando del medio a los tres cuartos de cancha y aprovechó su despliegue. Asistió a Mora en el cuarto gol millonario, tocando de cabeza y jugando de memoria con La Pulga.

Otro que jugó bien fue Nicolás Domingo. El volante entró a los 7 minutos de partido, por la lesión de Éder Álvarez Balanta. Ahí, Marcelo Gallardo hizo un cambio táctico y ubicó a Leonardo Ponzio de central (como ensayó en los amistosos de verano), para poner a Nico en el medio. Volvió al club (cuarta etapa) sin hacer mucho ruido, sin embargo, en los partidos que le tocó jugar fue clave en el medio, con su toque y recuperación. Será difícil para Joaquín Arzura (que ayer vio el partido desde afuera junto a Andrés D´Alessandro) arrebatarle el lugar en el equipo titular.

En el segundo tiempo, el Muñeco puso en cancha a Iván Alonso, el delantero uruguayo que la descosió en Nacional. Con 36 años (el futbolista más longevo en debutar en Primera División para River), se movió bien por todo el frente de ataque, se asoció con Alario y casi convierte su gol, de cabeza, cuando el partido estaba 4-1 (se la sacaron en la línea). Muy buena variante de cara a lo que viene.

Párrafo aparte para Nicolás Bertolo. El ex Banfield, de lo más flojo en 2015, tuvo un encuentro para volver a ser titular. Movedizo y encarador, jugó de volante por derecha, y asistió a Pity Martínez en el 3-1 parcial. Colaboró también en el quinto tanto, en un remate de afuera que tapó Benítez y aprovechó luego Alario. Se reivindicó y explotó sus virtudes ofensivas. Un jugador que va creciendo y tomando confianza.

En el comienzo del mercado de pases, hubo preocupación por cómo encararía River este semestre, sin muchas de las figuras del 2015. No obstante, el plantel actual tuvo el ritmo y la precisión que necesitaba Gallardo. Los refuerzos se lucieron y prometen más alegrías, en esta versión 2016 que comenzó el torneo con todo.