San Pablo, un rival que no llega de la mejor manera

El equipo brasileño, dirigido técnicamente por el argentino Edgardo Bauza, visitará a River con la necesidad de ganar para no complicarse en el grupo 1 de la Copa Libertadores de América.

San Pablo, un rival que no llega de la mejor manera
Jonathan Calleri, una de las figuras del San Pablo. Foto: Olé.

San Pablo de Brasil, ganador en tres oportunidades de la Copa Libertadores de América (1992, 1993 y 2005), es uno de los equipos más grandes en historia y más fuertes actualmente en plantel del continente americano. Actualmente no está pasando por el mejor presente siendo dirigido por el entrenador argentino Edgardo Bauza quién es muy cuestionado por los malos resultados que está teniendo en el equipo tricolor.

El conjunto brasileño se clasificó a duras penas a la fase de grupos de la Libertadores tras ganarle por un ajustado 2 a 1 global al humilde César Vallejo de Perú en el repechaje. Además también perdió insólitamente cómo local ante The Strongest de Bolivia en el primer partido del grupo 1 de la Libertadores. En tanto que en el torneo regional que se está disputando en Brasil en este año, San Pablo alterna buenas y malas ya que ganó cuatro partidos (ante Água Santa, Río Claro, Novorizontino y Mogi Mimm) pero también ha perdido tres (ante Corinthians, Ponte Preta y ante el recién ascendido Sao Bernardo).

El andar no es nada bueno para los dirigidos por el Patón Bauza, ya que sólo le ha podido ganar a conjuntos de poca jerarquía en su plantel y ha caído ante conjuntos que también tiene una humilde escuadra (The Strongest, Sao Bernardo), además que tampoco ha podido ganar de visitante en lo que va del año.

Hay que tener en cuenta que el San Pablo cuenta con un gran equipo, con jugadores cómo los argentinos Jonathan Calleri y Ricardo Centurión, además de contar con futbolistas brasileros cómo Breno, Maicon, Ganso, Michel Bastos, el uruguayo Diego Lugano y el chileno Edgardo Mena cómo máximas figuras. Con estos jugadores tiene todo San Pablo para resurgir futbolísticamente, pero en la actualidad el andar del equipo es muy flojo.