El medio, la gran incógnita

Éste receso le servirá a Marcelo Gallardo para ajustar determinadas cuestiones en el armado del equipo, sobre todo en la línea de volantes, que nunca pudo terminar de armar a lo largo del año.

El medio, la gran incógnita
El medio, la gran incógnita (Fotomontaje).

Durante 2014 y 2015, Marcelo Gallardo no tenía problemas a la hora de alinear a su equipo en el mediocampo, ya que contaba con sus tres jugadores claves: Carlos Sánchez a la derecha, Matías Kranevitter en el círculo central y a su izquierda, Ariel Rojas. Después, llegó la línea de 4 en el medio y se sumó Leonardo Ponzio. Sin embargo, desde julio que no está el Chino, y en diciembre se marcharon Carlitos y el Colo. Desde entonces, al Muñeco le agarra un dolor de cabeza cada vez que quiere armar una línea de volantes.

Jugadores mediocampistas no le faltan al DT: ya estaban Ponzio, Nicolás Bertolo, Leonardo Pisculichi, Camilo Mayada, Tabaré Viudez; y llegaron a comienzo de año Joaquín Arzura, Nicolás Domingo, Ignacio Fernández y Andrés D´Alessandro. Sin embargo, a lo largo de los 11 partidos oficiales del año entre torneo y Copa Libertadores, el DT no pudo alinear el medio "ideal".

¿Jugar con enganche? ¿D´Alessandro o Pisculichi? ¿O Pity Martínez?

En la parte defensiva y ofensiva, las cosas están más claras. Amén de las lesiones/suspensiones, en el fondo siguen Marcelo Barovero, Gabriel Mercado, Jonatan Maidana (Emanuel Mammana), Eder Álvarez Balanta (Leandro Vega), Leonel Vangioni (Milton Casco). Y la dupla de ataque, rendidora, Lucas Alario y Rodrigo Mora. Como buen recambio en la ofensiva, está el veterano Iván Alonso, que ya ha respondido con goles.

De todos modos, nunca pudo armar el medio. En el debut en el torneo contra Quilmes, Gallardo puso a Pity Martínez, Ponzio, Nacho Fernández y Bertolo. Fue una explosión de fútbol y goles (5-1), pero en la fecha siguiente (Belgrano), el DT cambió todo, poniendo a Lucho González, Domingo, Nacho y D´Alessandro. No resultó, y ante Godoy Cruz, jugaron en el medio cinco volantes: Bertolo, Domingo, Driussi, Pisculichi y Martínez. No fue eficaz, así que en el duelo contra Cental, volvió Tabaré Viudez para jugar de 8, en el medio Ponzio-Domingo y Pity a la izquierda. Fue un buen partido, a pesar del 3-3 final.

Mucho buen pie en el mediocampo, contraproducente. La meta, buscar el equilibrio.

Llegó la hora de la Libertadores, así que - Trujillanos, el DT apostó a la rotación y en el medio estuvieron Viudez, Domingo, Pisculichi y Lucho González (éstos dos últimos anotaron un gol). Más recambio, - Independiente estuvieron Pisculichi, Ponzio, Arzura (debut como titular) y Pity, aunque no convencieron. Así, para el clásico contra Boca, Gallardo volvió a la línea de 5: Mora y Driussi bien abiertos por los extremos (derecha e izquierda, respectivamente), y en el medio Domingo, Ponzio y Nacho. Contra San Pablo, más variantes: Nacho por la derecha, Ponzio-Nico y Driussi. Días después, contra Colón, D´Alessandro, Domingo, Fernández, González y Martínez. Más tarde, llegó la hora de la altura y The Strongest, y resistieron Nacho, Nico, Leo y Driussi. Por último, contra Banfield: Mora, Ponzio, Domingo, D´Alessandro y Driussi. Muchos experimentos, pocos resultados.

A lo largo de éstos 11 partidos, el Muñeco sólo una vez repitió el mismo mediocampo (San Pablo y The Strongest). A pesar de los baches que tuvo que tapar, hubo mucha improvisación: Ponzio por Balanta (teniendo a Emanuel Mammana y Leandro Vega, que son defensores naturales), Mayada de 4 (mucho despliegue pero poca marca; disponiendo de Casco, que maneja los dos perfiles), Driussi de volante (en el verano la rompió pero jugando en su puesto, de 9) y Nacho Fernández deambulando en el medio (siendo en la izquierda donde mejor rindió).

Gallardo aún no encuentra el equipo, y los cambios constantes de esquemas y jugadores le pasa factura partido a partido, más afrontando doble competencia. Éstos días de descanso serán importantes para reponer energías y armar un medio sólido, que rinda y perdure.