Fútbol champagne calidad triple G

River se recuperó y goleó al campeón boliviano, The Strongest, por 6 a 0 en el Estadio Monumental por la Copa Libertadores de América.

Fútbol champagne calidad triple G
Andrés D´Alessandro se sacó la mufa, ganó y anotó su primer gol desde su vuelta. Foto: Mundo La Voz.
River Plate
6 0
The Strongest
River Plate: Barovero; Mercado, Mammana, Balanta, Vangioni; Domingo, Mayada, Fernández, D´Alessandro (Pisculichi min. 72); Mora (Viudez min. 64), Alario (Alonso min. 76) . DT: Marcelo Gallardo
The Strongest: Vaca; Pereyra, Marteli, Maldonado, Cristaldo; Bejarano, Veizaga, Chumacero (Castro min. 70), Torres, Escobar; Alonso. DT: Mauricio Soria
MARCADOR: 1-0, min. 13, D´Alessandro (River), 2-0, min. 25 Fernández (River), 3-0, min 29 Mayada (River), 4-0, min 41 Mammana, 5-0, min. 45 Alario (River), 6-0, min. 82 Fernández (River).
ÁRBITRO: Árbitro: Wilson Lamouroux (Colombia). Amonestados: Pisculichi (min. 83) (River).
INCIDENCIAS: Cuarta fecha del grupo 1 de la Copa Libertadores de América 2016. Estadio: Antonio Vespucio Liberti (El Monumental), local River.

En una hermosa y fresca noche argentina en el Estadio Monumental de Núñez, River goleó y humilló al The Strongest boliviano por 6 a 0, en el partido correspondiente a la cuarta fecha del Grupo 1 de la Copa Libertadores de América. Fue una noche mágica y soñada para el equipo que dirige tácticamente el entrenador Marcelo Gallardo, que no pasó sobresaltos y dominó todo el encuentro.

El partido empezó con la clara tendencia de un River que atacaba y un The Strongest que venía a no perder. Sin embargo, el Millonario tuvo su primera chance de gol a los seis minutos de la primera etapa cuando Gabriel Mercado sacó un buen derechazo que el arquero del conjunto visitante mandó al córner. Seguía avisando el equipo local que, a los siete, tuvo uno chance de gol propicia en los pies de Rodrigo Mora, que tiró la pelota por arriba del travesaño, tras un buen desborde y centro desde la izquierda de Lionel Vangioni. La resistencia del equipo boliviano duró sólo 13 minutos, cuando River marcó su primer gol a través de Andrés D'Alessandro, que hizo una jugada magnífica tirando un caño y dandolé un pase a Camilo Mayada, quién devolvió de taco al Cabezón, que definió de puntín al primer palo del arquero Vaca para poner el 1 a 0 a favor de River.

Después de ese gol, fue todo mucho más fácil para la Banda, que hizo el segundo a los 25, por intermedio de Ignacio Fernández, que empalmó estupendamente de cabeza un gran centro de Mercado, enviado desde la derecha, para poner el 2 a 0. Cuatro minutos más tarde, el Piri Vangioni desbordó por izquierda y colocó un pase por bajo a la derecha para que entre el uruguayo Mayada y defina a la carrera para poner el 3 a 0. Luego iba a llegar el Tigre boliviano gracias a una buena jugada, que Bejarano finalizó de mala manera, tirando el balón cerca del palo derecho del arco del local. Pero, a pesar de esa arremetida, el Millonario no tuvo piedad y, a los 41 minutos, Andrés D'Alessandro, que tuvo un gran partido, mandó un centro desde la derecha, que Emanuel Mammana lo convirtió en gol gracias a un cabezazo y, así, estableció el 4 a 0. Ya cerca del descanso, Mora durmió a los defensores bolivanos, que se mostraron muy vulnerables, y avanzó hasta el área y sirvió el pase a la izquierda para que entre Lucas Alario y defina con mucha determinación al segundo palo del arquero, para que River gane 5 a 0. Se terminaba el primer tiempo y el público riverplatense estaba muy felíz por la performance del equipo que tenía puntos altos en todos sus jugadores.

Luego, el segundo tiempo estuvo de más, ya que el Millonario salió a jugarlo con mucha tranquilidad, sabiendo que tenía el partido en el bolsillo. Aún así, el Cabezón D'Alessandro no dejó de demostrar toda su clase y metió un gran pase a Mayada (que corrió y jugó muy bien todo el partido), que le dejó servido el gol a Vangioni, que entró por la izquierda y remató cruzado y afuera. Era un sólo equipo el que jugaba en la cancha, The Strongest fue un espectador de lujo y no pudo hacer nada ante el gran juego del conjunto de Núñez. Cómo frutilla del postre, Nacho Fernández marcó el sexto gol de River, a los 37 minutos, entrando por la izquierda y rematando al palo derecho del arquero boliviano.

River ganó, gustó y goleó, además de quedar puntero en su grupo, y los hinchas deliraron de felicidad y corearon con gusto el apodo de Gallardo (Muñe), dandolé todo el respaldo.