Piscu no pudo resucitar su fútbol

Leonardo Pisculichi fue la figura de River en el segundo semestre del 2014 cuando River ganó la Copa Sudamericana, pero desde ese tiempo hasta la actualidad ha jugado bien muy pocos partidos

Piscu no pudo resucitar su fútbol
El partido ante Trujillanos  en Venezuela fue el mejor de Piscu en este semestre de River. Foto: La voz del interior.

¡Pero que viva el fútbol Pisculichi! fue la frase famosa que inmortalizó el relator de Fútbol Para Todos Rodolfo De Paoli tras el gol a Boca, que describía destacaba a la perfección a Leonardo Pisculichi que ni bien llegó a River no le pesó la camiseta y rindió cómo si tuviera muchos partidos jugando con la banda roja, eso hizo que el hincha de River lo reconozca partido a partido. Fue fundamental con su pegada precisa para que el Millonario levante un título internacional después de 17 años, además que el era pieza clave en el River del segundo semestre del 2014 que jugaba un fútbol exquisito que hacía deleitar a muchos. Pero después de ese gran semestre que tuvo, casi nunca pudo volver a ese gran nivel que supo mostrar.

Pisculichi ha jugado poco en el primer semestre de 2016. Tán sólo jugó ocho partidos y convirtió dos goles. Uno de ellos fue en el debut del Millonario en la Copa Libertadores 2016 ante Trujillanos en Venezuela, ese tanto fue un golazo de tiro libre que condecoró el mejor partido que tuvo Piscu en esta primera parte del año. El segundo tanto se lo hizo de cabeza a Olimpo de Bahía Blanca por el torneo local, pero no descolló ese día con su fútbol. Y en los otros seis partidos no se mostró a la altura de su mejor nivel, sin estar preciso en su pegada, tanto en tiros libres, cómo córners y centros, y luego de aquella Copa Sudamericana que ganó River en 2014, tuvo muy pocas buenas actuaciones. Todo esto hace que hoy en día el entrenador Marcelo Gallardo lo tenga reelegado en el equipo, e incluso en el banco de suplentes donde no fue ni siquiera convocado para concentrar en los últimos partidos.

No sólo su flojo rendimiento, sino que también el hecho de que Andrés D´Alessandro haya vuelto a River en buen nivel y que el juvenil Tomás Andrade haya causado una buena impresión en su debut en la primera división, aleja a Piscu de ganarse un lugar en el equipo titular.

Lo que tiene a favor Pisculichi es que la única pretemporada que hizo el Muñeco Gallardo con un tiempo considerable (la del 2014) fue donde el futbolista mejor rindió, precisamente en junio comenzará una larga pretemporada cómo hace tiempo La Banda no tenía. ¿Podrá volver a su mejor nivel en la segunda etapa del 2016?.