Pity Martínez no se asentó en River

El volante ofensivo Gonzalo Martínez tuvo muchas chances para demostrar su potencial en River, pero nunca llegó a ganarse un lugar en el club.

Pity Martínez no se asentó en River
Foto: Olé

Tal vez, el hecho de llevar la 10 en la espalda de la camiseta de River, número que supieron vestir grandes jugadores como Norberto Alonso, Ariel Ortega o el propio Marcelo Gallardo, condicionó a Martinez a la hora de demostrar su valor en un equipo grande. Sobre todo, cuando debió tomar este dorsal en lugar de Pablo Aimar, un histórico del club, que por una lesión en el tobillo derecho no pudo asentarse en su vuelta.

Gallardo se interesó en el Pity cuando lo vio como una de las figuras del equipo de Huracán que salió campeón de la Copa Argentina y también logró regresar a primera división. El Millonario invirtió 39 millones 200 mil pesos en el 75% del pase de este jugador. Martínez nunca llegó a justificar el valor de su compra con la banda roja.

Si bien el Muñeco lo hizo jugar muy pocas veces como enganche, su posición natural, el mendocino tuvo muchisímas oportunidades para demostrar su valía como volante por izquierda y lo hizo bien en muy pocas ocasiones. Pero no siempre se lo cuestionó. Comenzó con buenas actuaciones en la Recopa que River le ganó a San Lorenzo y en los primeros partidos del campeonato local, pero de a poco fue bajando su rendimiento.

Con su llegada a principio de 2015, formó parte del plantel que consiguió la Copa Libertadores, aunque no logró ser determinante en esta competición y desde entonces pasó a ser suplente en la mayoría de los partidos importantes. En River suma 8 goles en 63 partidos disputados, una cantidad considerablemente baja para un jugador de cualidades ofensivas. Un poco más alta es la cantidad de asistencias, suma 10 hasta el momento.

La relación del Pity con los hinchas no está pasando por su mejor momento. En la primera fecha del Campeonato de Primera División de este año ante Quilmes, el ex Huracán convirtió un golazo de media distancia y mandó a callar a los plateístas del Monumental. La gente no se tomó para nada bien este gesto, aunque luego el mediocampista pidió disculpas.

Todavía es una incógnita que será del futuro de Gonzalo Martinez. Con la gran cifra que tuvo que pagar el Millonario por su pase, es muy difícil que Rodolfo D'onofrio quiera desprenderse del jugador sin conseguir una remuneración económica. La decisión estará en Gallardo, quien desea aprovechar esta pretemporada para empezar de cero y reconstruir el equipo. ¿Estará el Pity en el nuevo River?