Mala pata

Andrés D´Alessandro sufrió una distensión en el aductor de su pierna izquierda y por ende quedará marginado de lo que resta del torneo local.

Mala pata
El Cabezón D'Alessandro se lesionó por segunda vez en el semestre. Foto: La Máquina Radio.

River Plate no está pasando por su mejor momento, ya que el último jueves el equipo de Marcelo Gallardo quedó eliminado de la Copa Libertadores de América en manos de Independiente Del Valle de Ecuador, y ahora, sumó una nueva derrota en el torneo local ante San Lorenzo. Pero también se le acumuló una nueva dificultad al entrenador para armar el equipo, ya que el enganche Andrés D´Alessandro tiene una distensión muscular en el aductor de su pierna izquierda, según arrojaron los estudios que se hizo el jugador al mediodía. La lesión la sufrió en el último partido que el Millonario visitó al Ciclón en el Bajo Flores, cuando a los 17 minutos del primer tiempo, el futbolista tuvo una molestia tras ir a correr un balón, por lo que fue reemplazado por Luis González . 

Este inconveniente tendrá al Cabezón fuera de las canchas hasta el próximo semestre, por lo que el cuerpo técnico lo hará trabajar de manera diferenciada las dos próximas semanas que a River le restan de trabajo, ya que el 23 de mayo, el plantel entrará en receso. Al respecto el Muñeco Gallardo dijo: "En la pretemporada le asignaremos un trabajo especial a Andrés (D´Alessandro) para que se adpate a la fricción del fútbol argentino".

Desde que D´Alessandro llegó a River allá por febrero, se lesionó dos veces, y las dos fueron musculares, y en la pierna izquierda. La anterior fue en el mes de febrero en la fecha tres del torneo local cuando River cayó derrotado en el Estadio Monumental 2 a 1 ante Godoy Cruz de Mendoza. Ese día jugó unos pocos minutos y tuvo que ser sustituído, y volvió a las canchas recién el 10 de marzo en el primer partido ante San Pablo, por la Copa Libertadores de América.

El Cabezón tuvo un semestre de buenas actuaciones y fue pieza fundamental para el Millonario en el ataque, pero las lesiones y los malos resultados deportivos no lo acompañaron.