León Ponzio

Leonardo Ponzio fue el punto más alto de River, a pesar de algún que otro error que tuvo en el partido ante Gimnasia de La Plata, en el Estadio Monumental.

León Ponzio
Leo Ponzio tuvo un buen partido. Foto: La Página Millonaria.

En una tarde muy emotiva en el Estadio Monumental por la despedida del club de Marcelo Barovero y de Lionel Vangioni, River superó por 1 a 0 a Gimnasia y Esgrima de La Plata sin hacer mucho en cuanto al juego y situaciones de gol, especialmente en el primer tiempo. En este partido hubo rendimientos bastante parejos ya que ningún jugador sobresalió, sin embargo se podría destacar la labor de Leonardo Ponzio en el mediocampo, además de algunas acciones determinantes que tuvo en el juego.

Ponzio fue fundamental para que el Millonario supere al Lobo platense, ya que fue el que le envió el centro por arriba al delantero uruguayo, Iván Alonso, para que éste de cabeza la ponga en el segundo palo del portero, Enrique Bologna. Leo Ponzio no sólo hizo esa asistencia, sino que también fue clave en la parte defensiva de River y, también, en la mitad de la cancha donde le hacía las cosas complicadas a Maximiliano Meza, que no pudo desequilibrar con su buena habilidad para gambetear. Además, supo dar buenos pases con mucha exactitud y corrió bastante en la cancha, a pesar de su edad de 34 años.

Pero no todas fueron buenas para el volante central, ya que también ha dado pases muy imprecisos y en un par de acciones comprometió a la defensa del equipo, que diríge tácticamente Marcelo Gallardo. Pero, a pesar de esos errores y de que no descolló en el encuentro, Ponzio fue el mejor jugador del partido.

Además, de Leo también ha tenido una buena actuación Lucas Alario que supo jugar bien, generando peligro en el área de Gimnasia con su buen manejo de balón y gambeta, pero el atacante fue egoísta en algunas jugadas y terminó definiendo mal.

Otro que cumplió bien su papel fue Iván Alonso que complicó a Bologna con un tiro libre, pivoteó algunas pelotas y, además, fue determinante para el resultado, ya que empalmó un excelente cabezazo.

También Ignacio Fernández jugó bien, ya que supo manejar los tiempos en algunos ataques de River, se posicionaba bastante bien en ataque para recibir y para descargar dando buenos pases. Además, generó peligro al arco tripero con sus remates, aunque esas cosas fueron en algunos tramos del partido.

Pór último, en la defensa Gabriel Mercado tuvo buenas proyecciones por derecha y no pasó sobresaltos por su banda. Mientras que Jonatan Maidana siempre controló muy bien a Rasic.

River levantó un poco su nivel y eso dejó un poco más tranquilo al Muñeco Gallardo.